domingo, 8 de septiembre de 2013

Abrázame hoy que la tarde se viste de gris, y que los truenos golpean la ciudad.
Abrázame que mientras el mundo se cae pedazos con guerras y muertes, yo en tus brazos puedo revivir,
por que tus brazos tienen la receta justa para hacerme sonreír, por que sos mi refugio  y se que en vos puedo descansar, por que puedo reflejarme en tu mirada y aunque el tiempo pase yo puedo enamorarme día a día de vos una vez mas, a pesar de horarios y obligaciones, "abrázame esta noche que no hay luna y la luna seras vos..."

Amaba alejarse de todo aun de el mismo a veces, por eso siempre prefería la olvidada cafetería de aquella ciudad, en compañía de su libro, ...