miércoles, 30 de diciembre de 2020

Extraño nuestras madrugadas, hacerme sentir tenerte  al lado a pesar de estar a más de 900 kilómetros de distancia, extraño la locura de buscarte por una ciudad desconocida para mí por el hecho solo de conocerte, ya se que todo no se dio cómo esperabamos que nuestras miradas hicieron mas que nosotros y que la vida , hace lo que quiere pucha que así es. Pero no me olvido de esa noche de Resistencia nuestro balcón y mí vértigo de encontrarme solo con vos, de mis miedos de tu mirada insostenible para la mía. Ojalá la vida nos encuentre alguna vez por una casualidad ínfima o por algún capricho de este destino, esperándote desde mí balcón  para ya más nunca dejarte ir....

domingo, 20 de diciembre de 2020

miércoles, 20 de mayo de 2020

Buscar de reojo tu rostro entre tanta gente, perdida en diagonal Norte añorando alguna señal, alguna pista que me haga saber que estás en algún rincón de esta ciudad. Perdido en alguna librería buscando libros con finales felices o en algún barcito malgastando besos por doquier maldiciendo mi nombre por las noches...

lunes, 16 de marzo de 2020

Palabras

Yo no quería esto, yo iba a otra cosa, buscaba entonces los pequeños destellos de la cotidianidad, me encontraba inmerso en el tiempo de los buenos augurios, en las ramas mitológicas de las buenas nuevas, yo quería un poco de paz, de luz.

Te asusté lo se, a veces mi cara dice otra cosa, a veces parece que voy mas allá, pero no, yo quería quedarme mas acá, no pretendía un contrato estable de buenos días y división de intereses, aunque no parezca soy mucho mas simple.

Quería despertarme tarde, chantajearte con alguna historia, caminar, no me refiero a los monstruos de cuatro pies, de dos cabezas que andan por la calle, no… caminar a tu lado estaba genial, siendo yo un universo paralelo, casi sin que se note que voy con vos, charlar sobre Cortazar y Benedetti, escuchar a Edith Piaff, aprender algo de vos, como todos los días y discutir las efímeras crónicas de los periódicos. Caerle bien a tus padres, irte a buscar a la facultad, cargar un poco esa pila de libros y carpetas.

Ir al cine o ver una aburrida película, me interesaban las noches de los pies descalzos apoyados en cualquier mesita, morirme de la risa, mirar al sur, quedarme callado, acribillarte con miradas. Yo quería el olor a café de la madrugada con poca azúcar, temblar de frío, jugar a hacer aureolas con el vapor de la boca, yo quería los barcitos chicos, cortar en dos las medialunas. Que tu voz esa tierna y tranquila música se convierta en gritos de ira cómica cuando fume mas de lo debido, cuando el cuerpo mío reclame por un poco de aire tuyo. Jugar en las baldosas flojas, cortar las hojas de algún árbol, verte mirando desentendiendo todo y entendiendo lo simple, entendiéndome a mí.Yo quería algo de viento en la cara, tu perfume, me fui por las ramas con palabras huecas, carentes de toda alma, de toda estrella nocturna.

Hace mucho Perdí en alguna calle, en alguna esquina la miseria de lo invariable, hace mucho tuve que llorar para adentro y me olvide como se hacía para afuera, me olvide como uno tiene que secarse las lagrimas con los puños, me olvide con el paso de los días cómo es que se puede ser viento y piedra, y ser alma, me olvide el mapa que lleva al tesoro, siempre todas las ciudades esconden un tesoro y nadie nunca lo sabe, alguna vez lo supe pero ya no, y pensé por dos minutos, mientras se reflejaba tu rostro en un vidrio que podía estar por acá nomás...

lunes, 4 de marzo de 2019

Soy lo que no ves e intuyes entre cada uno de mis versos. Una guitarra desafinada que todo el mundo escucha pero pocos pueden percibir.
Soy una canción entroverada entre estrofas y acordes, la contradicción hecha persona, un manojo de silencios aun a pesar de no parar de hablar...
Soy el invierno oscuro que me dio vuelta la vida y  la mañana en que me descubrí imperfecto, mortal.
Soy mis miradas, mis caprichos, mis rabietas de nene chiquito, La persona que mas deteste en mi vida y a la que mas tuve que aprender a soportar, soy todo eso que no escribo, Pero soy mejor persona, mejor ser humano, mejor padre, cuando me miras me abrazas y me decís que todo va a estar mejor, que todo va a pasar....

lunes, 12 de febrero de 2018

Amaba alejarse de todo aun de el mismo a veces, por eso siempre prefería la olvidada cafetería de aquella ciudad, en compañía de su libro, y en el soñaba con mundos mejores, con amores locos que jamas se terminaban, con niños que solo morían de risa, con pasiones eternas, y batallas que siempre terminaban bien.

Extraño nuestras madrugadas, hacerme sentir tenerte  al lado a pesar de estar a más de 900 kilómetros de distancia, extraño la locura de bus...