domingo, 19 de diciembre de 2010

Son estas noches largas y el sueño corto. Puedo
recordar cada paso de tu cuerpo en los días
en que eras tan real como el hueso y la carne.

Pero el tiempo es eterno cuando ya no se tiene
el calor de la piel o el lejano sonido
de un beso en una calle que ya no encontraremos.

Ya no me llamas nunca. Sólo de vez en cuando,
al ver a una muchacha que espera en una esquina,
me parece que vives aún en cualquier verso.

Que todavía me llevas a llorar en los cines,
que me hablas de tu gata y de aquella tristeza
con la que me abrazabas cuando estabas tan sola.

Y te he de confesar en esta larga noche
que cada vez se borra algún instante tuyo.
Y que solo me queda el consuelo de un sueño:
Creer que aún me recuerdas cuando amas a otro.

Año nuevo

Cada mañana tengo
los mismos pensamientos:
Dejarlo todo. Huir
de trajes y facturas,
de un amor al que no
despierto sus pasiones.
O dejarme
caer en la locura.

Encontrar un rincón
sin sombras y sin nombres.
Dejar pasar el mundo
como si fuera ajeno.
Leer algún poema
–pongamos de Azaustre-.
Y que llamara ella.

Poseer, como Biedma,
la ruina y la memoria.
Negarme a sufrir más.
Y siempre recordarla.
Y más tarde, beber
una copa muy fría.
Añorar un cigarro
y revivir sus labios.

Y que le den al mundo.
Total. Sé que no hay año
donde puedan cumplirse
las buenas intenciones
y que todo propósito
es un esfuerzo inútil
que lleva a la melancolía.
Es verdad que se rompe el corazón,
-yo lo he sentido-
cuando alguien te abandona o trata de explicarte
con la mano en la puerta que nada dura siempre
y que el beso es un soplo,
el humo del deseo.

Por eso, vida mía, muerte mía,
he de decirte
que tengo entre mis cosas aún pendientes
cuando dejaste cama y cuerpo a la deriva
y no supe decirte
“no te vayas. Sin ti la vida se hace eterna”.

Bebí después el vino del recuerdo.
Y busqué en otra risa el dulce aliento,
la palabra
de tantas madrugadas que eran tuyas.
No te encontré jamás.
Tal vez no supe
buscarte por los mares adecuados.

Por eso, en estos días,
cuando encuentro
tu nombre entre papeles amarillos,
trato de hallar mi corazón como si fuera
el último pedazo
que dejaste en mi almohada aquella noche.

rodolfo serrano
Cuando me sientas lejos, y mi mirada no te alcance a rozar, cuando mis ojos no lleguen a mirarte y mis palabras no puedan tocarte el alma, piensa que en la distancia hay un loco que piensa en la locura del amor, que te espera que vive, que sueña y ama.
Cuando el silencio corte como una navaja, cuando ya no sepas que pasara mañana y cuando todas las puertas de la vida estén cerradas ahí estaré yo para apoyarte.

martes, 7 de diciembre de 2010

Y había pasado ya un tiempo, mi amigo se había cansado de dar vueltas por el mundo de buscar respuestas en cosas que nunca las tendrán, cansado de los recuerdos , de esa maldita canción que había vomitado de sus adentros (como el decía), un lunes decidió levantarse y buscar un empleo, cambiar un poco el pelo y volver a ser quien fue en un momento, dejo de lamentarse por las cosas que jamás dijo y que tenias atragantadas en el alma, y decidió seguir.

Luego de unos meses y ya con un empleo, de a poco empezó a la dura tarea de volver a empezar, aunque las fotos de viejos tiempos se aparecían queriendo atentar su tranquilidad y como casi sin querer un dia en su celular apareció un mensaje diciendo “hola, ¿como estas?, de a poco esos mensajes eran cada vez eran mas seguidos, y lentamente volvio ese brillo en la mirada, la alegria, pudo conocer el infierno del todo mal y la soledad pudo levantrse y seguir y luego como en el gol en el ultimo minuto pudo ser feliz. Hoy me llego un mensaje diciendo “ Hoy nos mudamos”, no le vi la cara a a mi amigo pero me imagino que su alegria era inmensa casi pude imaginarlo en las letras vacias del sms. La vida le dio revancha de hacer lo que no hizo ,de no cometer el mismo error, le dio la oportunidad de verla despertar dia a dia y ver con ella su porvenir…

Pd: Gracias por ser parte de mi inspiración, espero no me sigas dando letra para escribir sobre tu vida y me pidas los derechos jajaja, los felicito!!!!!!!!!
Y había pasado ya un tiempo, mi amigo se había cansado de dar vueltas por el mundo de buscar respuestas en cosas que nunca las tendrán, cansado de los recuerdos , de esa maldita canción que había vomitado de sus adentros (como el decía), un lunes decidió levantarse y buscar un empleo, cambiar un poco el pelo y volver a ser quien fue en un momento, dejo de lamentarse por las cosas que jamás dijo y que tenias atragantadas en el alma, y decidió seguir.

Luego de unos meses y ya con un empleo, de a poco empezó a la dura tarea de volver a empezar, aunque las fotos de viejos tiempos se aparecían queriendo atentar su tranquilidad y como casi sin querer un dia en su celular apareció un mensaje diciendo “hola, ¿como estas?, de a poco esos mensajes eran cada vez eran mas seguidos, y lentamente volvio ese brillo en la mirada, la alegria, pudo conocer el infierno del todo mal y la soledad pudo levantrse y seguir y luego como en el gol en el ultimo minuto pudo ser feliz. Hoy me llego un mensaje diciendo “ Hoy nos mudamos”, no le vi la cara a a mi amigo pero me imagino que su alegria era inmensa casi pude imaginarlo en las letras vacias del sms. La vida le dio revancha de hacer lo que no hizo ,de no cometer el mismo error, le dio la oportunidad de verla despertar dia a dia y ver con ella su porvenir…

Pd: Gracias por ser parte de mi inspiración, espero no me sigas dando letra para escribir sobre tu vida y me pidas los derechos jajaja, los felicito!!!!!!!!!
Y había pasado ya un tiempo, mi amigo se había cansado de dar vueltas por el mundo de buscar respuestas en cosas que nunca las tendrán, cansado de los recuerdos , de esa maldita canción que había vomitado de sus adentros (como el decía), un lunes decidió levantarse y buscar un empleo, cambiar un poco el pelo y volver a ser quien fue en un momento, dejo de lamentarse por las cosas que jamás dijo y que tenias atragantadas en el alma, y decidió seguir.

Luego de unos meses y ya con un empleo, de a poco empezó a la dura tarea de volver a empezar, aunque las fotos de viejos tiempos se aparecían queriendo atentar su tranquilidad y como casi sin querer un dia en su celular apareció un mensaje diciendo “hola, ¿como estas?, de a poco esos mensajes eran cada vez eran mas seguidos, y lentamente volvio ese brillo en la mirada, la alegria, pudo conocer el infierno del todo mal y la soledad pudo levantrse y seguir y luego como en el gol en el ultimo minuto pudo ser feliz. Hoy me llego un mensaje diciendo “ Hoy nos mudamos”, no le vi la cara a a mi amigo pero me imagino que su alegria era inmensa casi pude imaginarlo en las letras vacias del sms. La vida le dio revancha de hacer lo que no hizo ,de no cometer el mismo error, le dio la oportunidad de verla despertar dia a dia y ver con ella su porvenir…

Pd: Gracias por ser parte de mi inspiración, espero no me sigas dando letra para escribir sobre tu vida y me pidas los derechos jajaja, los felicito!!!!!!!!!
…y pasaron cinco años desde que pude sentir tus manos, esas manos que eran cálidas, como las primaveras a tu lado, ahora sólo queda este invierno maldito que guarda entre su frio, mi recuerdo y tu olvido.


Todos los inviernos, el frio se convierte en mi peor enemigo, en un ser que detesto y más aún cuando su efecto penetra mi cuerpo y lo que es peor, llega hasta mi alma. Es casi mortal, es una sensación sin explicación alguna, sin límites. No busco recuperarme fácilmente de aquel invierno que dejaste en mi alma, pero si tengo la esperanza que aquella primavera en la que te conocí vuelva a lucir esas bellas flores que un viernes por la tarde me entregaste, es complicado poder olvidar aquellas épocas y más aun con este frio que siento en mi pecho, por no poder tenerte. Es inútil, no basta con sólo escribir sobre tu ausencia para volver a tenerte. No pretendo hacerlo, sólo busco encontrarte en mi recuerdo y que tal vez eso se convierta en la medicina que necesito para calentar mi corazón que ahora sólo late por inercia, mas no por cariño. Ya es casi medio día y ya es momento que te diga adiós, cerraré este diario, cerraré mis ojos y huirás de mi mente para que el invierno no disfrute de este dolor, mi dolor.
Eran las 12:00 pm. Había terminado la 'reunión' que su imaginación había ayudado a crear, y como de costumbre aquel encuentro tendría lugar en una habitación del quinto piso, un lugar en donde pocos se imaginaban era el escenario de dos seres desconocidos, incognitos, anónimos. Buscaban sólo sesenta minutos de veinticuatro horas para poder sentir lo que ya no conocían, lo que habían olvidado junto con su vida real. Siempre fueron encuentros mágicos, inesperados, que no seguían una estructura establecida. Como es de costumbre, el tiempo fue pasando lentamente al igual que aquellos roces de piel que los conectaba más y más, llevándolos a creer que nada más importaba, sólo su momento. Ya es hora, como es de esperarse ambos se dan cuenta que ya es tiempo de volver a la realidad, no son capaces de mirarse el uno al otro, sólo reconocen que ya es momento de volver a ser las personas que no son.

viernes, 3 de diciembre de 2010

LLEGASTES DE SOPENTON, CAMO TODAS LAS COSAS BUENAS, LLEGASTES A COMPLETARME EN LA DURA TAREA DE ESA PALABRA LLAMADA "PATERNIDAD", HASTA TU LLEGADA ME HABIA TEÑIDO MI MUNDO DE ROSA, HASTA QUE EL MEDICO ME DIJO QUE HABIA NACIDO UN HERMOSO VARON.
ES HERMOSO VERTE DIA A DIA, APREDIENDO A CAMINAR, CANTAR Y DESBARATAR EN UN SEGUNDO MI TRANQUILIDAD, QUE MAS DECIRTE QUE NO TE HAYA DICHO?, YA DOS AÑOS POR DIOS QUE VIEJO ME PONGO!!!

lunes, 29 de noviembre de 2010

ES CURIOSO QUE AUN A PESAR DEL TIEMPO, TODAVÍA TE SIGO ESPERANDO EN ESA VIEJA ESQUINA. Y QUE LOS DÍAS DE LLUVIA ME ACERQUE A UNA VENTANA , PARA VER COMO CAEN LOS SUEÑOS COMO VOS DECÍAS, Y AUNQUE LOS DÍAS PASAN COMO UN ATLETA TUS MARCAS Y CARICIAS QUEDARAN ACÁ, Y TODO LO QUE SOÑAMOS SER Y NO FUIMOS Y LOS LUGARES QUE QUEDARON PENDIENTES.
ES CURIOSO MI FORMA DE EXTRAÑAR TU MIRADA, Y TU SONRISA CUANDO TE HABLABA AL OÍDO, AUN RECUERDO NUESTRA ULTIMA CHARLA DE VIENTOS Y REVOLUCIÓN, LAS GANAS DE CAMBIAR EL MUNDO Y ESA VIEJA UTOPÍA DE ALGÚN DIA SALIR A VOLAR.
ES CURIOSO MI FORMA DE EXTRAÑAR AUNQUE LOS AÑOS PASEN Y EL OLVIDO QUIERA BORRARTE TU RECUERDO QUEDA INTACTO TE ESPERO A LAS 6:00 EN NUESTRA ESQUINA PARA CUMPLIR ESE DESEO SALIR A VOLAR...

domingo, 21 de noviembre de 2010

Con pocas preguntas, con todas las respuestas, con la certeza de otro próximo fracaso en las cuentas del haber, con nostalgia, impotencia, con el tibio e insulso sabor de la costumbre y de la búsqueda poco sagaz y hasta entonces (y siempre) vana, mi amigo se dirigió otra vez a su edificio, y tocó el 5° A de la calle San José. Allí lo atendió ella, que ya lo estaba esperando. Tardó unos minutos en bajar, como era su costumbre (siempre había algún atuendo que ponerse o algún pelo que arreglarse; o tal vez sólo demoraba para corresponderse con la teoría de él de que siempre son las mujeres que las que llegan tarde – al menos, era inobjetable su puntualidad, lo que le daba lugar para jactarse de aquello, con toda razón). La miró y ya le cambió el semblante. Aquellos ojos claros siempre habían sido su debilidad, y ella lo sabía, y le fascinaba ese juego de miradas, de “se mira y no se toca”, de sí pero no, de acércate pero no tanto. Le obsequió un beso en la mejilla y la abrazó, como era su costumbre ya, y la saludó como si nada hubiera pasado. Como si realmente hubiera una amistad entre ellos. Subió, tomó un café y lo invitó a pasar al cuarto. Al parecer, tenían que hablar. O se suponía, él tenía que hablarle. Ya detestaba su timidez, porque de sólo pensar en declararle sus sentimientos ya le temblaban las manos, bajaba la mirada, se ponía tímido y rígido y se quedaba inmóvil. Era consciente de ello y se machacaba más aún, y entraba en un círculo vicioso insoportable. Así que pateó (como siempre) la pelota para adelante, y comenzó una charla (como casi todas) superficial, corriente, casi de rutina. Que el trabajo, la facultad, que el novio de ella, que la madre...

Ella lo advertía, claro. Y es que desde pequeña, desde sus primeros años en el colegio primario ya sabía que contaba con el deleite de aquel muchacho que se desvivía por ella. Y era una suerte de pacto tácito. Ambos sabían de aquel sentimiento de antaño, que no cambiaba jamás. Es más: se acrecentaba con el tiempo. Pero ya eran otros. Al menos, más grandes.


- Bueno, me dijiste que tenías algo para decirme – dijo ella

Silencio. Estaba hecho una roca, no podía pronunciar palabra. Se sentía tan impotente. Porque, claro, por un lado, su timidez ante ella lo corrompía. Por otro lado, sabía que la respuesta de ella sería inexorablemente negativa, y además, ella estaba con otro. Con lo cual...no había ninguna posibilidad.

- ¿Sabes? Es curioso. Ya estamos grandes. Y siento que vos no me demostrás nada de lo que sentís. Yo sé lo que sentís porque...sencillamente , lo sé. Pero jamás lo escuché de tu boca, y no lo siento tampoco. Y así es muy difícil que puedas seducir a alguien, que alguien se enamore de vos.

Peor aún. Si ya su ánimo estaba mal, eso lo terminó de derrumbar. No encontraba consuelo. La mujer que amaba y por la que él creía que estaba dándolo todo, le estaba diciendo que nada de lo que él hacía le llegaba. Y en parte era cierto: nunca había hecho nada concreto como para demostrarle su sentimiento. Y se odiaba. Y la odiaba. Porque observaba cómo ella lo incitaba a hacer algo que sabía no tendría camino ni sentido. “Esta mujer propone que salte y me estrelle, contra un muro de piedras que alza en el cielo. Y como combustible, me llena de anhelo...”, sonó en su cabeza. Siempre le ocurría: en lugar de hechos, en su vida resonaban canciones, ideas, palabras que se esfumaban en sus pensamientos que nadie conocía del todo. Pensó en besarla apasionadamente, pensó en maldecirla por sus juegos, pensó...pensó. Pero no hizo nada. Se quedó inmóvil, con la amargura y la tristeza y la impotencia, la humillación que le provocaban aquellas palabras pronunciadas desde sus labios carnosos y su mirada de ojos claros, dulce, compasiva, penetrante, intolerable. Y sólo alcanzó a decir que la quería, que quería estar con ella. Nada más.

- Bueno, pero sabés que no se puede – dijo ella.

Y sí. Así era. Y por eso no soportaba su incitación. Era tan contradictorio.

- Creo que lo mejor va a ser que no nos veamos más. No nos hace bien a ninguno.

El nunca entendió el porqué. Al menos, no en ese momento. No podía soportar la idea de no verla más. Era dejar esfumarlo todo. Era la asunción práctica de su fracaso. Pero asumió las palabras de ella, creyendo (y así era) que a largo plazo, tendría razón.
Tomó su abrigo, cruzó la habitación.

- ¿Te vas?
- Sí – respondió él - . ¿Me abrís?

Bajaron el ascensor. No supo cómo despedirse.

- Perdón si te hice sentir mal con lo que te dije.

Sus palabras, según él, no merecían respuesta.

Cerró la puerta ella, la vio irse por el ascensor, y se quedó sentado unas horas, llorando en el umbral de su puerta, con la certeza de que sería la última vez que pisaría ese lugar.
Y con su cansancio a cuestas. Veía cómo su virilidad y su hombría se venían al suelo de un tirón.

A veces se cansaba de ser hombre.

Esta vez... se cansaba de no serlo.







La semana pasada, después de largo rato sin noticias, mi amigo volvió a escribirme. Al irse me dijo: "Voy a dar la vuelta al mundo y vuelvo" (siempre sale con esas frases que uno comprende tiempo después) , con lo cual, no me preocupé por su ausencia en unos días: era comprensible. De todos modos, considero que la clave está en considerar qué es para él "el mundo". Yo creo que habla de "su" mundo. Es decir: además de pasear, anduvo dándole vueltas a su cabeza. Tiene un particular espíritu selectivo. Naturalmente, todas las personas al decir una cosa, siempre dejan de lado otras. El punto está en el modo, la forma y la profundidad con que lo realizan. Mi amigo es, en ese sentido, bastante peculiar. Se remite a temas puntuales y omite por completo otros. Como aquel escritor que narra sus novelas en 1era persona.

El caso es que este buen muchacho anduvo (antes, cuando tenía más tiempo ; porque ahora trabaja - o, como dice él, en su terminología marxista irónica: "engroso felizmente las filas del proletariado urbano" - ) paseando un buen rato por su mente. Paseo que realiza a menudo, pero en determinados momentos se le acrecienta. Y esta vez, más aún. Pasado tiempo ya de aquella visita en la calle San José, lo había casi olvidado.

Sin embargo, hace unos días - me dijo- revolviendo viejos papeles y cosas metidas en cajas a medio embalar (resulta que también está por mudarse) , encontró viejos recuerdos, anécdotas, fotos, escritos. Entre ellos, aquel poema (en su momento, el primero que había escrito) realizado para aquella muchacha, "Será", cuyo título seguramente robó de algún cantautor moderno (aunque no se hizo problema por los Derechos de autor, dada la escasa difusión que tendría el mismo - una sola persona - ), y decía algo así como:

Será que este reencuentro se me hizo tan corto,
sera que me remuerde pensarte con otro,
será que es tarde, y me duele la mirada,
será que ya todo tiene gusto a nada

Será que me inhibes y me pongo cobarde,
será que siempre llego tarde,
será que tus besos no llegan ni pasado mañana,
será que no despierto con vos de madrugada

Será que hace frío y me duelen las costillas,
y de tanto esperarte sentado, no llego ni a la esquina,
será que hace 10 años que te pierdo,
será que tengo tanto miedo de encontrarte,
de perderte, de que me hables, de que me calle,
de que te mire y se te olvide que así no soy tuyo ni de nadie

Será que siempre lo arruino todo,
que no razono ni a tu forma ni a tu modo,
será que extraño tus abrazos, tus sabores,
tu aroma de recién levantada,
que no me sale ni mirarte a la cara

Será que ya no tengo ni las fuerzas ni las ganas,
será que ya nada es lo que era,
que mis dedos no cruzan tu frontera,
ni mis labios entienden los relieves de tu mapa

Será que esta espuma de certeza de pasado me ataca de frente y de costado,
sin piedad, sin escrúpulos y sin disimulo, con dardos de soledad,
inculcándome el terror que me produce el azar.

Será que no soy independiente,
que me quema la nostalgia del no haber hecho,
que por las noches no recojo flores en tu vientre,
que no siembro semillas en tu pecho

Será que tus labios ya son como espadas,
que no sientes ni temes si me matas,
que no duermes ni sueñas conmigo,
que no serás la madre de mis hijos "


Se sorprendió al leerlo. Se sorprendió especialmente de que no le disgustara lo que había escrito (generalmente la humildad y la autoestima no le permitían semejante lujo). Y pudo reencarnar los sentimientos que había tenido. Porque aquello había sido escrito horas después de aquel encuentro (que bien podríamos llamar: desencuentro).

El caso es que a pesar de sus escasos años en la facultad de Letras, mi amigo había adquirido de sobra la costumbre de cuestionarse las cosas. A veces sin sentido, pero a veces llegaba a cosas valorables.

Esta vez no. Con su tozudez a cuestas, decidió volver al 5to A de la calle San José. Esta vez no sé con qué propósito (no me lo dijo).
No contó detalles del encuentro, pero me dijo que había aprendido varias cosas. En 1er lugar, que las personas cambian. Incluso él mismo. Que las personas cambian, crecen, eligen determinadas cosas en determinados momentos, cosas que son funcionales a sus deseos y a sus necesidades, y que, cuando éstas cambian, las otras también se modifican. Por eso pudo comprender que aquella muchacha nada tenía que hacer en su vida. Porque no tenían nada en común. La encontraba tan insulsa ahora, tan poco deseable. Se preguntaba: "¿qué haría yo con ella?". Y no encontraba ninguna respuesta posible ni satisfactoria. No había nada ya. Continuó su charla con ella sin embargo, de cosas vanas, como siempre.

Decidió esta vez no volver, no tanto por su estado civil actual sino por su estado mental posterior. Y se quedó en su mundo. Miró el reloj. Eran las 7. Su mujer dormía en su pecho, mansa y tranquila, en paz.

"Me quedaré en mi mundo para siempre", dijo. "No me esperes".

Ya ven: sigue sin volver.




Pasó un poco el tiempo. Mi amigo se puso un poco más reflexivo (más aún), e intentó superar con ansias aquel tropezón.
Tardó un tiempo largo, la herida había sido profunda y no abundaban los medicamentos ni los vendajes para curarla. Era realmente complicado volver a confiar otra vez, entregarse, darlo todo sabiendo a que lo que había tardado en sanar podría volver a abrirse en menos de lo que dura un corto invierno.

Pero descubrió que no todo tiene porque ser necesario, no todo tiene que repetirse indefinidamente, las cosas no están escritas, asíque mucho menos las historias y las vivencias personales. Así que intento hacerse eco de aquella tesis, de intentar transformar la realidad además de comprenderla.

Y en aquel viaje por sí mismo y por su mundo, encontró aquella llave con la combinación correcta y en el momento indicado para abrir aquella puerta donde no había lugar para lamentos. Donde estaba a salvo. Con sonrisas inocentes, con caricias cada día más dulces, con certeza de presencia, con constancia, perseverancia, con convicción de futuro, de seguridad, de suelo firme, de mirada cómplice que lo dice todo sin decir nada, con entrega que lo da todo sin pedir nada.

Intentaba adentrarse en su nueva situación y lo lograba, pero de a ratos, porque que la vida fuera tan sencilla se le hacía incomprensible. Y la compañía mutua y las ganas de vivir y de soñar...más aún.

Otra vez sonaban canciones en su cabeza : "Quizás sólo dure un segundo este sueño, pero seguramente habrá merecido la pena".

Y no sólo eso: duraba meses ya, creo que 10. Al menos, ese tiempo hace que mi amigo escribe cartas cada día más felices, con paisajes cada día más claros, y se ha hecho eco de sus derrumbes para construir castillos de arena en el vientre de aquella muchacha, cada vez más fuertes, seguros y certeros.

Y como toda mezcla, cuanto más tiempo para mezclarse tuvieran sus elementos, se hacía cada vez más dulce, sabrosa, porque estos se combinaban y complementaban cada vez más.

El camino ya estaba sembrado y plagado de buenas intenciones.

Llegaba a fin de mes y amaba a una mujer: era el momento de empezar a caminarlo con pie firme.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Te extraño con todo lo que tengo,
con todo lo que puedo.
Con el movimiento pendular del llavero en la puerta
con las hilachas de las cortinas viejas.
Te extraño en el hotel barato de la calle mitre
En la feria de San Telmo
Te extraño con los bancos del parque
con la calle corrientes
con las palomas se va mi sueño que te extraña
Cuando nace el día, cuando nace la noche
Mientras miente un político, mientras nace un prócer
Te extraño en todo lo que tengo
En mis verdades absolutas, en mis verdades diminutas
Te extraño en la gramática de Cortazar
Te extraño en el sonido de tus anteojos depositados en la mesita de luz
en la cena familiar no hago otra cosa que extrañarte.
En la terapia,
en tu trabajo,
en los bolsos pesados,
en la canilla que gotea,
en mis ojos tristes,
en tus ojos vivos
te extraño
Señorita: el que le escribe es aquel de la otra vez, espero recuerde.
Para darle una idea si es que aun no aparezco en su imaginación, soy ese tipo flaco, aburrido con ojos tristes y nostálgicos, los mismos ojos que Uds. (sabrá algún ángel o demonio porque), puede hacer brillar cuando se le antoja.
Claro que este don no debe ser nada extraordinario o exclusivo para mi persona, me veo entonces en la obligación de hacerle recordar algún otro pasaje de ese tiempo que llamamos pasado.
Recuerda uds. El muchacho que la tomo de la mano en su terrible ciudad, el tipo de pueblo que observaba con ojos desorbitados los edificios?
Recuerda cuando caminaba silbando como si estuviese sola, recuerda que era yo callado, que la abrace en el frío de la noche?
Por favor dígame que recuerda la tarde en el parque, que recuerda el olor a hierba húmeda y mis pantalones manchados por el verde. Que recuerda que una vez pensó que podría ser que yo despertara un cierto sonido o juego en su interior
Si necesita mas información, soy el que de noche interrumpí en mas de una oportunidad su sueño para pedirle abrazos y para preguntarle si me quería.
Ahora pienso que debe estar al tanto de quien soy, si, es el mismo que la sueña, de noche y varias oportunidades de día, solo le quería decir de esta manera, porque me parece la mejor, que si siente en la tarde una brisa fresca puede que sea yo, que el azar a hecho que yo elija su figura para abrazar y que mis abrazos son tan exclusivos que no reparan en distancias y no entienden de horarios de trabajo o de siesta, ni mucho menos de lógica
Quería comunicarle de manera clara y concisa, que a veces llueve no solo afuera, sino también dentro mío, que mi sensación térmica es la del polo sur (que creo es similar a la del polo norte) porque no esta conmigo, que mis sabanas guardan su perfume, y disculpe esto ultimo pero solo mi imaginación puede sentirlo.
Que como dije en muchas oportunidades la extraño.
Pero con todo esto no quiero ponerla en apuros ni mucho menos, no pido que deje su vida y sus problemas para venirse aquí conmigo, no, de ninguna manera exijo nada de su boca que no sienta su pecho, o su adentro, ese vinculo pensar, sentir
Solo digo que espero volver a tomarla de la mano por las calles de San Telmo, que espero guarde el muñequito que gane para uds. en una maquina del abasto, que vuelva a reírse conmigo, que me gustaría que siga siendo la misma, esa calida muchacha de ocurrencias ingenuas y dulces que en otro tiempo se tomo el trabajo de hacerme sonreír
Nada más, ahora me voy afuera… como dice uds. el sol esta lindo

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Se que un día todo cambiara, espero que mas pronto que tarde pero, un día las cosas serán diferentes, un día el muchacho entrara en el vagón y la encontrara en el asiento de enfrente radiante y luminosa y se acercara a ella y le hará la pregunta que siempre le hace al terminar la canción, y un día todo cambiara, ella se levantara de su asiento sosteniéndole la mirada, el metro detendrá su ritmo, todas las cabezas se giraran hacia ellos, la ciudad también se detendrá, la gente parada en las aceras, los coches en mitad de la calle, las palomas emprenderán el vuelo, ella se acercara mucho a el y un día ella le responderá de manera muy diferente a como lo hace en la canción…


http://www.youtube.com/watch?v=bVmfiKF6_Is
Te hubiese dicho tantas cosas y me quede callado
Que el mundo era demasiado grande para salir a buscarme
Que los sueños son esas cosas que queremos para un futuro inmediato
Después, que en tus ojos me perdía
Que eran una laguna grande, donde me encontraba nadando a la deriva
Feliz y a la deriva
Quería ser tu reloj a la hora del timbre y me quede callado
Cuantas veces vuelves detrás de cada derrota, de cada herida
Fuiste el pan de cada día y me quede con mi frase cobarde de pensar en mañana
El mañana se fue y me quede en el sin tiempo
Y te fuiste lejos
Y me quede sin vos
Cuanto miedo de perderte si nunca te tuve
Cuantos sueños tirados a la basura, sin ser soñados, sin ser ideado
Cuanto amor demacrado, pisoteado y tirado al sótano del alma
Después junte las hojas marchitas del patio
Pode un poco la enredadera
Le di de comer a los pájaros
Que se asomaron a mi ventana
Los alimente de palabras
Y yo me quede sin vos
Sin tiempo sin excusas, al final
Me quede sin vos
Perdón por quererte tanto
perdón, se que esta mal, que no debo
que nunca debí
perdón si ahora dudas
no dudes, no es necesario
si el amor no nace, no es culpa tuya
en todo caso la culpa fue mía
Perdón si mis dedos torpes no supieron articular una guitarra
perdón, no fue mi intención estar tan lejos
pido perdón por la verborragia
por quejarme del calor, de los horarios
por verlo todo diferente
que torpe, no soy como la gente, veo todo diferente
Perdón por reír tan poco,
por cargarte el peso de mis únicas sonrisas
Perdón no quise encarcelarte
pido perdón por estas ganas de tu vos al teléfono
perdón por no encajar en tu familia
yo quería encajar y no encajamos
ni adentro tuyo encajamos
No te preocupes, no es nada
pero que ganas de tu vos al teléfono
y que llueva y te diga que te extraño, cuanto te extraño
perdón por extrañarte
por no enseñarte, por ser tan poco
perdón por no dejarte y obligarte a estar pendiente
perdón por estar tan pendiente
por revisar las calles, y las cosas y buscarte
sabiendo que no estas y seguir buscando
Perdón por creer en los milagros
por ser tan torpe, por el llanto de domingo
por el dolor de estomago los lunes, por no probar bocado
no es culpa tuya que yo sea tan poco,
Seguro podes querer, no dudes de eso
ni por instante dudes de eso
que no corran lagrimas por tu mejilla
perdón por ponerte triste no me hagas caso
perdón por mi peinado , por ser callado, por el olor a tabaco
y aburrirte, y no tocarte la guitarra como tocan los amantes
por no estar acostumbrado a querer tanto
Tenia ganas de decirte algo,
no se de donde nace esa necesidad,
supongo que será la lluvia,
ese lindo regalo de la siesta que oscurecía las terrazas de las casas,
con el reflejo plateado de las nubes
y regaba los techos de los autos y los pastos de las casas viejas en el barrio,
un hombre en tanto miraba el agua como caía por las canaletas
y buscaba algo en los dinteles de las puertas
y que lindo regalo la lluvia.
Y no se, me dieron ganas de decirte algo,
mientras miraba al hombre que parado tomaba su mate
y le tiraba la yerba a una maseta vieja,
de verte tal vez reír y ese brillo de tus ojos tiernos
Se que no existe un lazo que nos una,
una cuestión que me lleve hasta tu puerta
y me imagino como seria llegar hasta tu puerta
mojado por esta hermosa lluvia que me cae del cielo
y me hace pensarte, colgado,
colgado de los cables anda un pedacito de viento
que remonta algo invisible y lo miro,
como los perros que esperan que pare el agua,
asi lo miro y le busco el olor al aire,
olor a tierra mojada a campo recién amanecido,
nostálgico pero lindo.
Así es a veces la siesta de diciembre,
yo nunca escribo, o sueño, o miro los cables en diciembre,
casi siempre estoy esperando que venga el año nuevo
y limpie las cosas malas del viejo,
pero acá me tenes,
pensándote en diciembre
revisando recuerdos, fotos viejas, amigos, familia
cosas de todos los días…
ya vas sabiendo de a poco que me gustan las cosas de todos los días
que me pierden las cosas complejas
que lo simple es mas bello, siempre es mas bello
porque viene de la nada, y se hace todo
como la lluvia esta, de la siesta, que de a poco se hace calles húmedas
y olor a tierra mojada, autos brillantes y gente que camina rápido
y ganas, que ganas de verte en esta lluvia de la siesta
.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Principio de incertidumbre

Puede que las redes traigan
cuellos rotos, negras plumas de cormorán,
que tiemblen los semáforos,
las radios callen y se derrumbe la ciudad.
Puede que te saque de mis brazos
tu marido o el despertador,
que te interrumpa el desayuno
el vuelo de un B-52.

Puede que todo siga igual.
También puede que no sea así
y encuentres el mercurio
de mi voz empapando tu contestador,
y florezcan los olivos en el valle de Hebrón.
Puede que te queme el hielo,
o la luz del televisor.

Puede que te cite el parlamento
y decrete el blanco y negro,
que sonrían ángeles heridos
en la sección de sucesos,
que alimentándose de humo
se quiebre cual cristal esa mujer.
Que trepe una serpiente
por sus piernas infinitas. Puede ser.

Puede que todo siga igual.
También puede que no sea así.
Quizás banderas blancas
tu habitación alumbren
y mi amor esté cerca
y los dioses duden.
Y este sea un buen principio,
principio de incertidumbre.
Puede que te salves. Puede
que amanezcas conmigo
y las espadas se entierren.

Puede que todo siga igual.
También puede que no sea así
y encuentres el mercurio
de mi voz empapando tu contestador,
y florezcan los olivos en el valle de Hebrón.
Puede que te queme el hielo,
o la luz del televisor.
Una posibilidad existe
de que amanezcas conmigo
y los cañones se oxiden.

Ismael Serrano

Principio de incertidumbre

Puede que las redes traigan
cuellos rotos, negras plumas de cormorán,
que tiemblen los semáforos,
las radios callen y se derrumbe la ciudad.
Puede que te saque de mis brazos
tu marido o el despertador,
que te interrumpa el desayuno
el vuelo de un B-52.

Puede que todo siga igual.
También puede que no sea así
y encuentres el mercurio
de mi voz empapando tu contestador,
y florezcan los olivos en el valle de Hebrón.
Puede que te queme el hielo,
o la luz del televisor.

Puede que te cite el parlamento
y decrete el blanco y negro,
que sonrían ángeles heridos
en la sección de sucesos,
que alimentándose de humo
se quiebre cual cristal esa mujer.
Que trepe una serpiente
por sus piernas infinitas. Puede ser.

Puede que todo siga igual.
También puede que no sea así.
Quizás banderas blancas
tu habitación alumbren
y mi amor esté cerca
y los dioses duden.
Y este sea un buen principio,
principio de incertidumbre.
Puede que te salves. Puede
que amanezcas conmigo
y las espadas se entierren.

Puede que todo siga igual.
También puede que no sea así
y encuentres el mercurio
de mi voz empapando tu contestador,
y florezcan los olivos en el valle de Hebrón.
Puede que te queme el hielo,
o la luz del televisor.
Una posibilidad existe
de que amanezcas conmigo
y los cañones se oxiden.

Ismael Serrano

viernes, 5 de noviembre de 2010

Hace frío aquí, yacen dos rosas

y una planta sin regar, me fui,

la noche corta más que tus uñas rojas

cuando miro al espejo y ya no estás ahí


Quedaba tanto porque fue tan poco

y el alba que espero demorará

Ya no sé si estoy cuerdo o loco

cuando lloro solo en el umbral


No sé si maldecir tu sombra o tu fantasma

que me acechan detrás de cada puerta

se cierran hasta las camas y las sábanas

que no sabrán qué añorar cuando me duerma


Sabrás perdonar, pero es de noche y te odio

porque estarás tan hermosa añorando a otro

con más dudas que certezas y no puedo

concebir que al sueño le tengas tanto miedo


Me cuenta el techo que ya está amaneciendo

siempre desayuno tu futuro y tu recuerdo

yo no sé por qué hice de la esperanza un hogar

si recién estábamos comenzando a comenzar


Pero soy torpe y no sé qué es olvidar

fijate que me ha dado por pensar

Qué ironía, qué casualidad si un día

tus dudas y tu luz me quitan la agonía

lunes, 1 de noviembre de 2010

Quién pudiera...
tenerte un poco màs cerca,
sin tantos lagos y océanos
que nos separen tan drásticamente,
como olas de mar que se han vuelto tercas.

Quién pudiera...
vislumbrar esa sonrisa,
acariciarte tan sólo esas mejillas,
oler un maquillaje, un perfume tan tuyo,
un aroma cuyo aire me devuelva la vida.

Quién pudiera...
compartir tu vida, tu rutina,
tus mañanas, tus tardes, tus noches, tus dichas,
acompañarte en las tiendas,
probarte la ropa, cantarte esta estrofa.

Quién pudiera...
yacer en tu almohada, sentirte fresca,
esperarte mientras te duchas,
dormir contigo (o mejor),
observarte en la madrugada,
con los párpados hinchados o como sea que luzcas,
o, por qué no, sin nada ...

Quién pudiera...
despertarte, mirarte
a los ojos, besarte los labios,
esperarte hasta que regreses, invitarte a cenar,
llevarte el desayuno a la cama,
saberte concreta.
Porque siempre encuentro en tu abrazo el sostén que necesito,
en tus besos el aire que faltaba en mis pulmones,
el calor del alba en los amaneceres más fríos,
el impulso necesario para esquivar el impacto.

Porque llenas, porque llegas, porque vuelves,
porque das todo sin pedir nada a cambio,
porque estás, con certeza, a la hora señalada,
con mas verdades que mentiras, con más amor que soledades.

Porque emerges cuando se acuesta el fracaso con el desconsuelo,
el desgano con la desilusión, el tacto con la esperanza,
la angustia con el dolor, la nostalgia con el sin ti.

Porque abrevias el breve espacio en que no estás,
porque tu voz cubre mis cinco sentidos perdidos,
porque tu calma acaricia los miedos de mi pecho,
porque tu paciencia anula mis temblores más remotos.

Porque envuelves mi rutina, la alteras, le das sentido,
porque derrites el mundo con tus pasos, el espacio con tu aroma,
porque sonríes y la vida es justa y vale la pena,
porque sos mas que dos y uno más uno,
porque te agradezco, porque una vez más rescatas.
Me pregunto qué pasaría si dejara de perderme en el supermercado, o si el viento de la calle dejara de arrastrarme, si las cervezas de los bares vinieran vacías y no me dejaran chapotear en los charcos de una utopía tan grande como el olvido, o si el cine no diera siempre esa película idiota que me guiña el ojo y lo hace tirar agua hacia abajo, o si la mirada no esquivara tanto, si la pregunta tuviera alguna respuesta, o mejor, si la pregunta tuviera sentido, o qué pasaría si con alas y antifaz yo trepara a tu alcoba vacía y me tomara hasta la molestia de tu boca, o si afilara las uñas de los ojos para rascarte las vestiduras, o si te dejara tan desnuda como cierta en el medio de la avenida en una noche vacía de verano, si los árboles volvieran a cantar en cuatro idiomas o si la luna me diera la orden de besarte sin excusas, o si me fuera tan lejos que la noche no podría ni alcanzarme, ni siquiera la tuya, la almohada vacía, la sábana de escarcha, la humedad inocua e inolora de las lunas de una cama que ya no sabe contarlas, quizás no tendrías que maldecir a cada paso firme que camino hacia tu sombra ni llamar al destino para que aparte por vos mi mano de tu pecho y te vista, y que te vista con tanto abrigo hasta convertirte en madeja en un sillón cansado, con la casa olfateando recuerdos ingratos, absurdos, quizás tendrías que cantarle al pasado que se calle, o rogarle al futuro que alquile unas alas para volar tan alto que nadie te encuentre. Quizás bajarías al instante, porque en tierra o cielo mi mirada sería la misma. Exactamente la misma. Quizás arañarías verdades e hipotecarías sueños, o directamente los romperías, oero yo estaría tan lejos. Tan lejos que no oiría ni el llanto de los niños, ni los rayos del sol sobre tu pelo ni el suspiro de caricias en tu espalda, ni la humedad de tu boca pequeña y hermosa abrazando, y me abrasaría tan lejos del mundo que, esta vez, el humo no nublaría ni tus dudas.


O quizás no pasaría nada

domingo, 31 de octubre de 2010

Te invito

Te invito a viajar por las estrellas, te invito a ver un atardecer en el mar, te invito a caminar por la lluvia por las calles San Telmo, te invito que borres mi oscuro pasado y que transformes este incierto futuro, que te quedes en un recuerdo mínimo , para cuando los días grises vengan a colonizar mi vida.

Te invito a que caminemos por las calles de lo cotidiano tomados de las mano, como dos locos, que soñemos con viajes que nunca vamos a hacer y con lugares que nunca vamos a recorrer, a que tomes este abrazo lleno de caricias y besos por conquistar, por civilizar.

Te invito a que gobiernes en la noche de angustia de mi alma, que te hagas dueña y señora de este juego, y vos decidas mi victoria o mi derrota, Te invito que sin querer te quedes en mi alma, como un sueño viejo y bueno...

viernes, 29 de octubre de 2010

Será que este reencuentro se me hizo tan corto,
sera que me remuerde pensarte con otro,
será que es tarde, y me duele la mirada,
será que ya todo tiene gusto a nada

Será que me inhibes y me pongo cobarde,
será que siempre llego tarde,
será que tus besos no llegan ni pasado mañana,
será que no despierto con vos de madrugada

Será que hace frío y me duelen las costillas,
y de tanto esperarte sentado, no llego ni a la esquina,
será que hace 10 años que te pierdo,
será que tengo tanto miedo de encontrarte,
de perderte, de que me hables, de que me calle,
de que te mire y se te olvide que así no soy tuyo ni de nadie

Será que siempre lo arruino todo,
que no razono ni a tu forma ni a tu modo,
será que extraño tus abrazos, tus sabores,
tu aroma de recién levantada,
que no me sale ni mirarte a la cara

Será que ya no tengo ni las fuerzas ni las ganas,
será que ya nada es lo que era,
que mis dedos no cruzan tu frontera,
ni mis labios entienden los relieves de tu mapa

Será que esta espuma de certeza de pasado me ataca de frente y de costado,
sin piedad, sin escrúpulos y sin disimulo, con dardos de soledad,
inculcándome el terror que me produce el azar.

Será que no soy independiente,
que me quema la nostalgia del no haber hecho,
que por las noches no recojo flores en tu vientre,
que no siembro semillas en tu pecho

Será que tus labios ya son como espadas,
que no sientes ni temes si me matas,
que no duermes ni sueñas conmigo,
que no serás la madre de mis hijos
"

Ismael Serrano - No Estaras Sola

jueves, 28 de octubre de 2010

El domingo es unos de esos días donde me siento mas triste , desde chico me paso, el domingo tiene ese aire a tristeza, a melancolía , a recuerdos de algo que paso.un domingo por la tarde desde mi ventana viendo los arboles moverse con el viento, con el cielo gris y los pájaros colgados en los cables de mi calle, hace frió y duele, donde estas?. El domingo es una canción vieja de los Beatles es un vaso olvidado en la mesa, es el olor a la casa de mi abuela, el domingo es un tango oxidado, el domingo soy yo queriendo dejar de ser yo...

domingo, 24 de octubre de 2010

Quisiste la desgracia
la desdicha
quisiste mi amor
las tinieblas
el frío, la escarcha
quisiste mis miedos
la tristeza
el sórdido silencio
nunca importo
quien era yo
de verdad quien era
mis ideas, mi desvelo
quisiste la moraleja
el pan fresco
la nostalgia
mi discurso violento
la lluvia y las lagrimas
lo inútil, lo nefasto
la luz apagada
la media mañana impaciente
quisiste el eclipse de sueños
la música sin oídos
quisiste la ausencia
preferiste todo antes que yo
me alimentaste de sueños
de ganas, de nada
Quiero recuperar algo.
Quiero y entiendo que es indispensable,
algo que tal vez nunca perdí,
entonces no se si quiero recuperarlo o descubrirlo
Solo me canse de la espera,
de la mancha de humedad en la pared,
metamórfica, desprolija
y aun así, siempre igual

Solo me canse de mi corazón y las tortugas,
las malditas tortugas boca arriba
Me canse del cigarrillo,
de esperar el remedio para la tos,
el limón en el té,
la dieta de fin de semana

Me canse y me canso de mí en el espejo,
en la cama, sosteniendo la mirada en el techo,
me canse de sostener el techo

Me canse de los puntos suspensivos,
de las comas por las dudas,
de los errores en todos los versos
y las haches siempre tan mudas
Me canse de la noche desestrellada,
del miedo a la muerte,
el olor a soledad,
del olor a llanto disponible

Estar con vos me aleja de mis demonios, de mi miedo a la muerte, de mis tonterías, las indecisiones de mi edad, el carácter del clima.

Porque encontrarte lava las dudas y despeja los malos augurios, sacude el polvo a este viejo corazón, porque disparo contra el tiempo y el tiempo no se detiene y me siento tan torpe mientras te reís y dibujas sonrisas sin darte cuenta.

Caímos en la cuenta de las horas, de los cabos que no nos cerraban, nos daba cosa mirarnos y sentirnos tan cerca, sentir tanto fuego, sentir tanta vida derramada sobre los manteles, sobre las sabanas, desvelados nos vimos y no quisimos mas, por eso acá estamos, viéndonos, asechándonos, y coincidiendo también con las bocas.

Por eso no te perdono las ganas de verte, no te perdono el sabor a boca en la boca, mi cara de idiota en el espejo, el olor a vos en todas las cosas lindas. No te perdono mi amor creciendo como una enredadera a tus caprichos, no te perdono empezar a quererte y verme diferente y verte tan igual a los que siempre fuiste.

Por eso te quiero, porque no se porque te quiero y no me importa, porque un domingo te rapto y se te termina el juego y ahí empieza la buena suerte...

Tantas veces… deje de ser yo tantas veces. Cambié de dios y de idea, cambie de ojos, sin cambiar mire diferente, cambie de ropa, de talle


Tanta lluvia ha caído hasta aquí, hasta este lugar en que hice y rehice mi historia, mi abanico de victorias, mis intentos, mis tristezas, los viajes de vuelta, las manos fatigadas.


Siento la vida estallar entre la palma de la mano y la corteza de un árbol, siento esa caricia tierna y privilegia, el aire en la cara, los destellos…

Calma

Fuimos la oscuridad, el silencio y la distancia

fuimos el final de un tango en la voz quebrada y borracha

fuimos un coro desafinado y lloroso

una carta a babel perdida en el océano

la calma, el cenicero en el piso


Un bar vacío a la siete en punto

un accidente en la avenida

siempre los huesos se quebraban

rechinaban los dientes


Fuimos la lluvia a la hora del té

migas de pan duro volando en las tejas

el ojo de la cerradura

las llaves perdidas


Siempre nos quedamos solos

cayeron las estrellas en el patio

nadie nunca salio a juntarlas…


Te echo de menos

Donde quiera que estés, te echo de menos,
sin saber cómo son bares y amantes
en los que dejas ahora cuerpo y alma,
y donde sueñas las noches y los besos.

Pero te echo de menos muchas veces.
Sin saber qué amor hay entre tus manos,
ni quién rompe los besos de tu boca,
o quién hace caminos por tu espalda.

No sé si hay quien se aburre a tu costado,
ni si hay alguien que espera en un teléfono,
o si recibes cartas con poemas
o estás, igual que entonces, triste y sola.

Nada sé, vida mía, de tu vida.
Nada conozco, amor, de tus amores.
Nada sé, dolor mío, de tus lágrimas,
mas sé que echo de menos el saberlo.

Donde quiera que estés, dime aunque sea
mentira que te acuerdas de mi nombre.
Que recuerdas mis labios en tus pechos,
y que me echas de menos donde quiera
que esté ese corazón que has olvidado.

No hay explicacion

Las cosas –y la vida- nunca tienen
explicación posible. Por ejemplo,
no sabría explicarte
porqué, tras tanto tiempo, todavía
me viene ese recuerdo de tus labios
buscando mi saliva, ni tampoco
qué extraño mecanismo me hace ahora
sentir el mismo tacto que sentía
cuando andaba dibujando
en tu piel versos y cartas.

Estas cosas son –qué quieres que te diga-
lo mismo que el misterio
de tu risa que viene cada noche
a romperme los sueños. Como el aire
de tu paso al llegar, cuando no era
la vida más que la diferencia
de estar o no contigo y el mañana
una bola de nieve
que nunca pasaría del invierno.

Hoy que están mal las cosas
-lo dicen los periódicos-
y que busco refugio
en los días que fueron,
bendigo tu recuerdo que me hace
sentirme afortunado cuando miro
la soledad del hombre, la amargura
de un lunes, el dolor de la niebla
en el niño que espera
que suene el timbre del primer día de cole.

Hoy que veo la tristeza de la mujer del metro,
y me llega y me hiere la angustia de los otros,
no sé si recordarte como eras entonces
o dejar que la vida –y tú que eres la vida-
se me vaya escurriendo
entre los mismos dedos
que algún día lejano fueron dulce herramienta
para construir el mundo,
ese mundo que siempre nos vence y nos derrota..

Rodolfo Serrano

Olvidarte

Alguno de estos días –lo digo muy en serio-
tendré que plantearme lo de olvidar tu cuerpo
y tu sonrisa. Y dejar que tu nombre se me vaya,
definitiva y dulcemente de mis labios.

Porque los años son como tormentas secas,
y acaban en desastres, inundan cada uno
de los huecos en los que aún te encuentras escondida
en esa soledad de las mañanas y el desayuno frío.

Y decidir, salvaje y plenamente, que tu boca
ni siquiera me nombra, por mucho que lo crea.
Que nunca habrá llamadas de teléfono o cartas.
Y que seguramente habrás ya roto los versos que te hice.

Pero, a pesar de todo, de esta seguridad de no tenerte.
Incluso aunque me cueste imaginar cómo serán ahora
los besos que recreo, o mucho más sencillo,
cómo será tu piel y quién se muere en ella.

Por mucho que me llegue la certeza de que ya no seremos
la envidia de los otros, el corazón de vino
con el que emborrachamos nuestra historia más grande,
jamás podré pedirte que me dejes muerto sin tu recuerdo
en las noches sin ti que me regalan
ese orgasmo fatal que nos hacía
sentir que era la vida lo que andaba en medio de nosotros.

Rodolfo Serrano

jueves, 21 de octubre de 2010

Balance

Hago balance
y repaso viejas fotos.
Ya no soy aquel muchacho
con relámpagos en los ojos.

Conservo miedos
por los que aún debo cantar.
Aún siento el vértigo helado
al echar la vista atrás.

Aún me emocionan
viejas luchas,
el “No pasarán”.
Me duele América.
Amo viajar.
Sueño y milito
en tu risa,
en la amistad.
Leo tebeos.
Odio madrugar.

Aún creo en la utopía
y no soy el mejor hombre.
Reconozco que me cansa
dar siempre explicaciones.

Quiero que sepas
que, aunque arrastro mis fracasos,
si quieres contar conmigo,
aún guardo fuego en mis manos.

He aprendido
a hacer maletas
y a comer solo.
A reparar espejos rotos.
Sé del tesoro
de las cosas más pequeñas,
no siempre sé
lo que tiene urgencia.

Hago balance.
Queda todo por hacer.
Si tú quieres te acompaño.
No soy más que lo ves.

Ismael Serrano

La angustia crece dia a dia por tu ausencia, mis pasos extrañan los tuyos y mis ojos necesitan ver tu mirada viendo el piso. Te convertiste en ama y señora de esta historia, y vos fuistes la causante de todo esto.
Mi boca pasa los peores dias de invierno sin tus besos, y mis labios se cortajean por el viento y duelen, duelen hasta sangrar.
Te encuentro entre mis sueños ahí estas guardada, ese es nuestro lugar común conmigo y te encuentro en esa esquina gris, como aquel día de lluvia llevo tanto tiempo con tantas preguntas y pocas respuestas, busco un recuerdo de vos, tu cara, tu perfume, tu sonrisa, pero descubro una triste realidad, que día a día te pierdo un poco, no se como retenerte entre mis recuerdos.
Solo quiero saber por que te fuistes, por que esta cruda realidad te arrebato de mi, de tus sueños, de tu vida...

Dos en la ciudad - Fito Paez - Video

sábado, 16 de octubre de 2010

QUÉ ES UNA MAMÁ ... ?

Una mamá es aquel ser que con la caricia tierna de su mano cansada y el el Sana que sana colita de rana...todo cambia de color y el dolor desaparece, la tristeza se disuelve, la nostalgia se difumina y la alegría toma su lugar.
Sí, porque ese ensalmo bendito tiene el poder más grande del mundo.
Es capaz de transformar la oscuridad en luz, la noche en día, el llanto en risa y el hambre en siesta.
Esa mano ajada que a pesar de los años sigue tan tersa y cálida, posee el dulce encanto de hacer desaparecer el miedo, de convertir agua y dos papas en la más exquisita sopa o un simple huevo en auténtico caviar.
Tiene la magia de transformar harapos en trajes de novia, cortinas viejas en hermosas sobrecamas y noches frías en gratificantes sueños.
Esa voz de letanía permanente que agobia como chicharra, regaña sin condición, se complace en torturar bañando y sonando narices frente a las visitas, cantaleteando por el novio que no le conviene y por los tragos de anoche que no la dejaron "pegar los ojos"; se convierte en acusadora conciencia que no da tregua en vacaciones y que no baja el tono hasta recibir a su "Doctor" y aunque éste, después de la ceremonia le dé un beso y se vaya de luna de miel, sin rencor empieza a ensayar destemplados cánticos de cuna para malcriar nietos y justificarlos.
Esa voz que reparte "Jesus, Marías y Josés" a toda hora y en todas las direcciones, no perdona un "cito mi muchacho, como estará pasando de bueno en Cartagena".
Esa voz que llora en cada bienvenida y anega aeropuertos en cada despedida, es la voz más tonante, pero más dulce del universo.
Esa figurita menuda, cansada de cargar años, echar bendiciones, no escatima comida, cantaleta, ni consejos, es capaz de enfrentar el mundo por su muchacho, conmover jueces y derrumbar ceñudos fiscales con la potencia hídrica de sus lágrimas.

Es la madre... que no tiene envidia, no es jactanciosa, no se envanece, no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad, todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta... es el amor que nunca deja de ser... es el amor de madre, es decir... es el amor de Dios... "

Feliz dia

Antes que nada queria escribirte esto GRACIAS, gracias por vos, por lucharla por estar junto a mi al pie del cañon, soportando mis sueños de bohemio, gracias por la familia que me distes, por estos hermosos 3 monstruitos que tenemos, gracias por todo eso y mas, ya se que estos dias son alusion al marketing pero es bueno honrar aunque sea un dia tu labor de consejera, madre,ministra de economía, esposa y demás, te amo aun a pesar de todas nuestras diferencias (que son muchas), pero como dice esa vieja canción si fueramos iguales que apatía...

Feliz dia!!!!!



Quise perderme en tus besos y nunca mas encontrarme, y termine encontrando este sentimiento, trate de sobornarte con mis sueños, y me regalastes tu canción. No se que planeta se alineo, no se que habrá planificado el universo, pero desde que te conocí mi alma dejo de vagar sin rumbo, y aunque mañana el día siga siendo triste y gris, se que vos estas ahí junto a mi aun a pesar de todo...

QUIERO PERDERME EN TU CUERPO DAVID BISBAL

miércoles, 13 de octubre de 2010

Hoy llueve , hoy duele

Bajo la lluvia ve la gente pensando
siempre en qué sitio va a equivocarse...
pensando dónde va a llegar, de dónde viene,
lo que quiere, lo que va a dar...

Bajo la lluvia van la gente y las historias,
los momentos van, buscando los motivos,
la casualidad en medio de la lluvia va,
ella camina en los espejos harta de volar,
yo sigo aquí entre sábanas y música ¿dónde estarás?

Que llueve, reflejos que se ahogan duele,
qué quieres se me antoja verte, y duele.

Bajo la lluvia va la gente buena y mala,
todos por igual, el pobre, el rico,
la estresada y lo vulgar, y en medio de la lluvia van,
comienzos y finales, gota a gota harán de luchas y de treguas,
vidas únicas ¿dónde estarás?

Que llueve, tu pelo se te moja y duele,
no importa tanto pero hoy llueve... llueve.

La lluvia niña envuelve todo, no te pongas triste,
también a esa mujer, que alguna vez perdí,
el cielo es un espejo a punto de partirse,
va derramando el tiempo en el asfalto gris,
las ráfagas de dudas son insoportables
y los diluvios de recuerdos nunca tienen fin...

Bajo la lluvia van... no importa tanto, pero hoy llueve.
Bajo la lluvia van y vienen... y vienen.
Me duele tanto que tu pelo se te moje andando.
Refúgiate en aquel rincón debajo del corazón
Me duele, me duele...
a mí me duele tanto que tu pelo se te moje andando
Duele... y duele, ni importa tanto, pero hoy duele.
Vas tú, voy yo... va el mundo entero, corazón.
No importa tanto, pero hoy duele...
Refúgiate y duele
Hoy duele

Alejandro Sanz

si tu me miras - alejandro sanz


SI TU ME MIRAS TE ENSEÑARE A DECIR TE QUIERO SIN HABLAR...


martes, 12 de octubre de 2010

Rabo de nube

Ella


Ella es el centro de mi universo, todo lo que pienso y todo lo que anhelo esta en ella.
Ella es el causante de todas mis fallas, y madre de cada batalla.
Ella es igual y diferente, parece una princesa caminando entre la gente, ella esta y se aleja, por las noches es luna, viento y estrellas. Todos mis sueños están en ella, ella mi paz, mi guerra, mis desvelos, mis deseos, y este sentimiento que me hace esclavo a sus besos, y aunque el mundo se derrumbe y se caigan naciones y se levanten muros, yo seré su firme soldado, guardando sus sueños...


viernes, 8 de octubre de 2010

Cansado

Estoy cansado de caminar solo por este camino, cansado de pensar en lo que pudo haber pasado y los trenes que jamas tome.

Estoy cansado de la estúpida creencia existencialista , de un dios que mira caer a la gente desde arriba. De creer en la gente , de que te escupa de que la vida se me cague de risa.

Estoy cansado de mis mil días sin rumbo , de estar perdido con brújula en mano, de no encontrar mi norte. De la gente que te golpea la espalda y cuando mas la necesitas, están ocupadas en su vida, sin tiempo para pequeñeces.

Estoy cansado de los estúpidos sermones de los escribas y fariseos de la vida, de la gente sin memoria. Cansado de las malas y buenas decisiones , de aquel verso que te dedique y esa maldita canción que te escribí.

Cansado de siempre lo mismo, cansado de querer algo mas, cansado de todo y de nada, cansado de vos pero también cansado de mi...


Despues

Después, de haber pasado por la esquina,
de haberme ahogado en la saliba,
del largo beso del adios.

Después de haber rodado por la tierra,
y haber hurgado en tanta mierda,
en la posguerra del amor.

Después de algún antes que no recuerdo,
de estos labios que besan tuerto,
de este esguince de corazón.

Después alguien dijo no somos nada,
y sin embargo miren mi cara.

Después de archivar tantas ilusiones,
después de un par de buenas canciones,
he perdido mi encendedor.

Después de haber nadado por tu espalda
y bajo el cierre de tu falda,
conocer la perdición.

Después de enviciarme con algún gesto,
de estar presto, estar siempre puesto,
de esta copa que sangra alcohol.

Después alguien dijo no somos nada,
y sin embargo miren mi cara.


Las Pastillas del Abuelo

Las Pastillas del Abuelo - Lo Mas Fino [ Acustico ]

lunes, 4 de octubre de 2010

Septiembre






Septiembre termino con un dia gris, uno de esos dias donde todo se ve mal, los pajaros vuelan de sus nidos y ella en aquella esquina llora un amor, las calles aun estan desiertas y la llovizna golpea la cara cansada de la gente, y el todavía sigue harto de perderte y nunca encontrarte.
Un viejo tango suena de fondo, a lo lejos alguien llora, alguien sufre. El sol pareció esconderse de todo, el servicio meteorológico anuncia días grises y tormentas incesantes sin tu voz, como ves la soledad espera a la vuelta en la esquina, como aquel viejo tango...

Silencios






Existen silencios llenos de palabras, lleno de cosas por decir, silencios que a veces molestan, incomodan, duelen, silencios que son constancias de una tristeza infinita.
Por eso cuando veas que las palabras se escabullen en la obviedad, en lo ficticio, cuando el circo del lenguaje no llegue a transmitir mis sentimientos tan solo mira a través de mi silencio y ahi obtendrás mi respuesta. No esperes entender mis silencios, es que a veces ni yo mismo lo hago, no busques respuestas donde solo hay preguntas, no busques paz donde hay guerra y no busques vida, donde no se si la hay...



Como te echo de menos - Alejandro Sanz

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Hoy tengo uno de esos dias jodidos, esos dias donde tenes ganas de mandar todo al diablo, de patear el tablero y por que no mandar todo al carajo, esos dias en donde veo todo mal, sera tan dificil querer progresar, querer tener una estabilidad, por que cuesta tanto en este pais?, es uno de estos dias donde uno tiene muchas preguntas, muchas deudas, muchas palabras puteadas y pocas respuestas.
¿Por que a veces siento que la vida es una fiesta a la que nadie me ha querido invitar ?(perdon ismael), por que sera que querer levantarse cueste tanto!, deje los versos y publique este pensamiento que tengo perdon si les parece chocante, pero es la mas pura verdad y es una forma de sacarme un poco de bronca, esperemos que este momento pase como todo en esta vida



miércoles, 8 de septiembre de 2010

Observo como pasa el tiempo
frente al televisor rancio, sin contenido
detrás de un montón de reflejos perdidos.
Arena dura en tiempos de amor,
besos desesperados,
bellas canciones de Pablo Guerrero.

Siempre me gustó por cierto tu sonrisa
nunca olvidaré la magia de tus ojos.
Yo era un poco lento y tú ibas tan deprisa
delicados besos de tus labios rojos.

La radio salta y dan las siete en el despertador.
Mayo viene con flores,
Junio con nuevos colores.

Café con leche y tu llamada en el contestador.
Como una melodía llega tu voz
a mi alcoba vacía.

Siempre me gustó por cierto tu mirada.
Nunca olvidaré el sabor de aquel a viso.
Yo era un poco torpe y tú ibas tan lanzada
que me dabas miedo y te pedí permiso.

Febrero sale por la puerta sin decir ni adiós.
Marzo vendrá lluvioso,
abril soleado y celoso.

La tierra es una mandarina y un pomelo el sol.
Tú eres mi caracola,
una caricia en la orilla.

Siempre me gustó por cierto tu sonrisa.
Nunca olvidaré el perfume de tu pelo.
Yo era un poco niño y tú eras tan chiquilla.
Yo te hablé de amor y me llevaste al cielo.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Cartas de amor, Ismael Serrano

Quise ser

Yo siempre quise ser
el hombre de tu vida,
ese beso que nunca
pudieras olvidar,
la caricia más dura
y el mordisco más suave,
el pecado más sucio
y el demonio sediento
del licor que en tu sexo
guardabas para mí.

Yo quise ser blasfemia
que te llevara al cielo,
o conjuro diabólico
de este hereje maldito
que prefiere tu cuerpo
a la hostia de dios.
Porque no hay salvación
si no es entre tus brazos,
ni existe paraíso
si tú no estás en él.

Por eso te prefiero
mujer sin calendarios,
ni agendas que te marquen
lo que tienes que hacer.
Cuando hayan de buscarte
que sea entre mis venas,
debajo de mi cuerpo
o encima de mi vientre,
con tu risa sonando
impúdica y feliz.

Ahora que te recuerdo,
no sé si he conseguido,
ser el nombre besado
en tu boca de sal.
Pero sé que tú eres
para mí los más bellos
poemas que ya nunca
te podria escribir

domingo, 5 de septiembre de 2010

La dulce carola Ismael Serrano

- ¿Tu crees en los amores a primera vista? ... ¿y es que acaso existen otros?...


Yo conozco la historia de un tipo que se enamoro desde una ventana...
Es la historia de un amigo, vive en México, en el D.F, trabaja en el octavo piso de un edificio, en unas oficinas en el centro de la ciudad.

Un día, estaba con la mirada perdida en el smog del D.F, cuando bajo la mirada del cielo a la calle, o mas bien del smog al cielo... Porque allí estaba ella, la dulce Carola, de belleza soberbia, radiante cruzaba la calle, y ha sus pasos se detenía toda la ciudad, en frente, había un edificio en obras, y todos detenían su ritmo frenético para observar aquella mujer.

Un obrero estuvo tentado de lanzarle un piropo, pero el de al lado le dio un codazo para callarlo, tal era el silenció litúrgico que imponía esa mujer.
Y mi amigo se quedo embobado mirando aquella mujer, cruzando la calle, que iba pensando en lo suyo, pensando quizás en lo duro que iba a ser su nuevo trabajo en el restaurante de la esquina. Se quedo embobado viendo como la puerta del restaurante devoraba a aquella mujer menuda.
Y supo mi amigo que nada sería igual...

A la mañana siguiente, después de haber estado toda la noche pensando en aquella mujer, mi amigo salió a la ventana, se asomo, allí la encontró, y aquella cita era diaria, aquella cita se convirtió en una obsesión, día a tras día mi amigo se asomaba a la ventana y la veía pasar, se preguntaba ¿como sería ella?, ¿como sería su vida?, ¿como despertaría?, ¿como dormiría?...
Pasaban los días, y pasaban los meses... Y mí amigo a veces creía percibir el perfume de ella desde lo alto del edificio, fíjate... Creía escucharla tararear una canción y la melodía lo perseguía durante todo el día. Y pasaban los meses... Y pasaron años, años y mi amigo asomado a la ventana, preocupándose cuando la veía caminar bajo la lluvia sin paraguas, preocupado cuando la creía ver mas delgada...
Paso mucho tiempo, y muchas veces estuvo tentado de bajar los ocho pisos para decirle a aquella mujer, que... ¡que diablos! ...Que la amaba, pero no lo hizo.

Y paso mucho tiempo, cuatro años asomado a la ventana, y planeando el momento preciso para acercarse a ella, y por fin tomo una decisión, sería este día...
Ese día terrible, mi amigo se sorprendió un poco cuando no la vio pasar por debajo de su ventana, pero aún así se fue a buscarla al restaurante, busco a Carola entre las mesas pero no la encontró, así que pregunto al encargado, el encargado le dijo que Carola se había marchado, no del restaurante, de la ciudad, se había ido a Acapulco con su familia, y no iba a volver mas.

Y mi amigo supo del sabor amargo de la derrota, supo que aquella mujer no volvería a cruzar por debajo de su ventana, subió los ocho pisos arrastrando los pies y no se sorprendió cuando en el octavo piso encontró a todo el mundo alborotado, de un lado para otro, frenéticos, alguien con el rostro desencajado le dijo que la empresa había quebrado, que estaban en la banca rota, así que todos a la calle ( se quedo sin trabajo), en un día había perdido todo, la mujer que amaba, el trabajo... se volvió para su casa, no muy sorprendido, todo encajaba... el mundo se derrumbaba y lo hacia todo de una vez.

Durante mucho tiempo no salio de su casa, sin saber que hacer y solamente pensando en la dulce Carola, primero sin el valor para salir a buscarla a Acapulco, y luego sin el dinero necesario.
Paso otro año, 5 años desde que vio a Carola por primera vez y penso tomar una decisión, empezó a buscar trabajo, pero mi amigo tenia 39 años, y en México no es fácil encontrar trabajo a esa edad, porque ya no eres el joven agresivo que buscan las empresas y en todas las entrevistas de trabajo, le decían, que no y que no, así que mi amigo penso y tomo una decisión, que cambio su vida...
Decidió buscar a un coyote; Un coyote en México es un tipo que se dedica a negocios turbios, veran, mi amigo buscaría a un coyote para que le hiciese una falsificación de la partida de nacimiento, mi amigo bien podría aparentar 34 años, así que le pediría al coyote una partida de nacimiento que dijera que tiene 34 para así poder acceder a algún puesto de trabajo.
Así que mi amigo se fue para la Plaza de Santo Domingo, cerca del Zócalo, donde están los coyotes.
Y hay tienes a mi amigo ...perdido, caminando de un lado para otro, se acabo perdiendo entre las callejuelas... y llego a un callejón inhóspito. En un portal antiguo, viejo, observo como un anciano le hacia señas, le sonreía y le hacia señas para que lo siguiera, mi amigo siguió a aquel misterioso hombre, y supo que era un coyote... le dijo: - "Yo soy tu hombre, se lo que necesitas"... Si ya se... necesito una partida de nacimiento que falsifique que tengo 34, - Bueno, bueno, dame tus datos, y empezó a tomar datos, y mientras tomaba datos...El viejo coyote, le dijo: - ¿Alguna vez estuviste en Acapulco?, y a mi amigo le dio un vuelco en el corazón y se deshacía en el ácido del recuerdo de la dulce Carola - "Nunca", respondio.... El viejo le dijo, veras yo vivo cerca de la autopista hacia Acapulco, cerca de Tepoztlán... Veras ¿conoces la curva del autopista?, ¿conoces la leyenda, verdad?... La del fantasma que hace parar a los autos en el mismo sitio, que se subía y desaparecía en la misma curva en que se mato, aquella carretera esta desabitada a media noche, casi nadie pasaba por allí por miedo al fantasma, fíjate... Mi amigo dijo si, si se donde es, y el viejo le dijo: pues veras, muchas veces he estado tentado de agarrar la autopista para Acapulco y empezar de nuevo...
Espera un momento... Y mi amigo se quedo pensando en Acapulco y mil huidas... al rato vino el viejo coyote, con los documentos falsos... Se fue para casa, aquella noche solo pudo dormir con el recuerdo de la dulce Carola.

A la mañana siguiente, el teléfono sonó bien temprano, alguien al otro lado le decía: "Oye que tienes que venir a la reunión, que es urgentísimo, que tienes que estar aquí, vente para la oficina"; y mi amigo colgó el teléfono maldiciendo al tipo al otro lado de la línea, ¡la oficina!( que mala broma)... El caso es que antes de despedirse, el coyote le había dicho... "Ten cuidado, vuelves a tener 34 años, no repitas los mismos errores"; y pensó en las palabras del coyote mientras se despertaba, y encendía la radio, en la radio las noticias de otras veces, y mi amigo buscando los papeles del coyote y no los encontraba, de repente alguien dijo la fecha, era la de hacia 5 años!!!, bajo corriendo las escaleras y compro el primer periódico que vio, miro la fecha y era la de hacía cinco años, ¡¡¡volvía tener 34 años!!!, agarro el primer taxi que vio, y se fue para su oficina volando, subió los 8 pisos corriendo, y allí estaba todo igual, su misma oficina, la misma gente, y la misma ventana, mi amigo se acerco a ella, se asomo... y su aliento se detuvo... como toda la ciudad al paso de la dulce Carola.
Porque todo empezaba de nuevo...

Ahí tienes a mi amigo, con todo el futuro por delante o con todo el pasado, no se muy bien, pero hay lo tienes volviendo a mirar por la ventana y encontrándose con aquella mujer, ahora jugaba con ventaja, porque conocía los plazos , el tiempo que le quedaba, aún así dejo pasar el primer año deleitándose, asomándose por la ventana y planificando bien la declaración de amor, pensando en la pose precisa, en las palabras adecuadas... y dejo pasar el tiempo, un día se presentó en el restaurante a la hora de comer, se sentó en la primera mesa que vio libre, y vio a Carola, deambulando entre las mesas, se acerco, se puso delante de el, y le dijo: ¿qué desea?, ¡que deseo!... Aquel era el momento, esa era su oportunidad, así que su garganta se tenso como la cuerda de una guitarra, y mirándola le dijo... "Una sopa de cebolla y un filete de ráchela bien cocido, por favor"... Carola tomo nota y se fue, mi amigo se estuvo maldiciendo toda la noche, así que al día siguiente, hay estaba, sentando en la mesa, mirando a Carola, clavando sus pupilas, en las de ella y diciendo... "Una sopa de cebolla y unos tacos de camarones, por favor"; y al día siguiente, armándose de valor... "Una sopa de cebolla sola, por favor".. y así, día tras día, por las mañanas asomándose por las ventanas viéndola pasar, y a la hora de comer asomándose "A una sopa de cebolla".
Bueno... y el tiempo pasaba, a veces mi amigo creía que ella fijaba su vista en él, y entonces: ahhhh amigo... Entonces las palomas del parque volaban, los borrachos en las cantinas brindaban a su salud, los feligreses en las iglesias se abrazaban, y los soldados en primera línea de fuego se daban largos besos en la boca...¡ Que va!... Ella ni lo miraba... y pasaba el tiempo, pasaban los días, pasaban los meses, y pasaban los años, años de "Sopa de cebolla".
Por fin llego el momento, no podía retrasar mas la declaración, al día siguiente Carola se iba, y aquella noche casi no durmió , pero al día siguiente hay se presento, ahí lo tienes, se acerco Carola como todos los días, y le dedico una sonrisa, quizás mas afectuosa que otras veces, el caso es que se hizo silencio un instante que pareció eterno... Ahí El pensó decir ..."Me gustas cuando callas por que estas como ausente", o no se, quizás, "¿Por qué me despierto de madrugada mientras todos duermen?", penso en decirle... "Me dueles mansamente, me dueles, quítame la cabeza, córtame el cuello, porque nada queda de mi después de este amor", pensó en decirle simplemente... "Quédate conmigo, por favor". Y por fin dijo...
"Una sopa de cebolla, por favor"...
Era inevitable, mi amigo comió la sopa de cebolla como un condenado a muerte, en calma y en silencio y se fue para casa, ni siquiera paso por su trabajo , sabia que la derrota era inevitable, a mi no me sorprende mucho ,por que creo que alguien dijo una vez que... "Los amores cobardes, no llegan ni amores, ni a historias... se quedan ahí, ni el recuerdo los puede salvar, ni el mejor orador conjugar"...

Al principio mi amigo se derrumbo, pero luego.... luego también...
Pero trato de buscar de nuevo al coyote para encontrar la posibilidad de.... ¡de que se yo!, y se fue para la plaza de Santo Domingo, y rebuscando encontró denuevo el callejón y el antiguo portal, pero ya no estaba el coyote... encontró una sucursal del Fondo Monetario Internacional( esos eran otros coyotes)...No le interesaban...
Así que recordó las palabras del viejo coyote, cerca de Tepoztlan... recordó la curva del autostopista, agarro el auto y se fue para allá... No se sorprendió cuando se encontró un pueblo fantasma, aquel pueblo era una sombra del pasado, todo ruinas, abandonado desde hacia mas de 50 años, empezaba a hacerse de noche, mi amigo se sonrió... asumió la derrota y decidió volver a casa ,cuando ya era muy noche , entro en el coche, y al poco de salir del pueblo, encontró a una chica haciendo autostop en la carretera, mi amigo no lo dudo, paro, bajo la ventanilla, ¿A donde vas?: - al D.F. – ¡¡Pues sube!!, y al poco de subirse ella dijo: - "Tenga mucho cuidado en la siguiente curva". Y apenas pudo acabar la frase, porque en la última palabra sonó el reventón de una rueda, así que mi amigo, se tubo que hacer a un lado de la carretera, y dijo: Disculpa...

Bueno...pues, se detuvieron, el bajo a cambiar la rueda, y ella con el , empezaron a hablar, una conversación trivial, pequeñas cosas, que fueron creciendo como bolas de nieve hasta convertiré en grandes cosas, - ¿Y tu de donde eres?, - pues yo del D.F... Y el le preguntaba ¿y a que te dedicas?, y ella decía: "antes estudiaba, pero ya no"; Y al rato no se que le estaría contando el, porque ella se partia de la risa, (y jamás nadie había tardado tanto en cambiar una rueda la verdad) la noche pasaba, y mi amigo le empezó a contar la historia de la dulce Carola, del coyote, de la ventana, y de la Sopa de cebolla... y le decía a la mujer: ¿Te lo crees?... y la mujer decía: "Si yo te contara... yo se lo que es desaparecer justo en el momento preciso, yo se lo que es repetir la historia una y otra vez, yo te entiendo"...

- ¿Tu crees en los amores a primera vista? le dijo...¿acaso existen otros?...

Aquella mujer, era hermosa, no se si tanto como Carola, pero era hermosa, triste pero hermosa, aquel silencio fue eterno, y el le dijo: volvamos al auto, te llevo al D.F.; y mientras se subían al auto, el pensó en decirle: "Quédate conmigo, huyamos juntos a cualquier sitio, empecemos de nuevo", ¡yo que se!... y quizás ella pensaba lo mismo, pero, sin embargo, dijo:... "Ten cuidado con esa curva". Y mi amigo tuvo mucho cuidado, paso la curva con mucho cuidado, con los ojos fijos en la carretera, no se atrevía a mirar en el asiento de al lado, quizás ella también se había marchado como la dulce Carola y volvía a estar solo... y sabiéndose solo, se dirigió hacia la autopista, y cuando iba a entrar en ella escucho una voz al lado que decía:... ¿Alguna vez has estado en Acapulco?... Mi amigo miro en el asiento de al lado y hay seguía ella... Ahora estoy segura... era mas hermosa que Carola, mi amigo dijo: "Nunca", y ella le dijo: "Pues llévame"...
Y se fueron... y así siguen en la carretera, mi amigo no volvió a ver a Carola, porque lo importante no era Acapulco, lo importante era el viaje y saber que hay que tener "Memoria"... para no cometer los mismos errores y saber que la historia no se debe repetir...

Sobre los fantasmas, no se si creer, no se... yo no se si hay vida después de la muerte, hay gente que se cuestiona si hay vida antes de la muerte, yo personalmente me cuestiono si hay vida antes de las 12 de la mañana...

El caso es que por aquella carretera ahora pasan después de media noche; no se si existe un coyote que me devuelva a mi pasado, no creo, pero yo personalmente no dejare que pases por debajo de mi ventana sin pedirte que... "Te quedes conmigo", ni que subas a mi auto sin que emprendamos una urgente huida...