Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012
Imagen
Ya no quedan  constelaciones que bajarte para que puedas comprender lo que mis palabras callan, y lo que mis miradas y caricias gritan.
Ya no quedan palabras para convencerte de que es posible cambiarlo todo, que no es tarde y que hay tiempo para cambiar la gris monotonía.
Mientras yo me pierda en mis libros, en historias tristes de amor, vos maldecirás las mañanas llenas de esa rutina que oxida y agrieta nuestras vidas.

Carta

Señorita: el que le escribe es aquel de la otra vez, espero recuerde. Para darle una idea si es que aun no aparezco en su imaginación, soy ese tipo flaco, aburrido con ojos tristes y nostálgicos, los mismos ojos que Uds. (sabrá algún ángel o demonio porque), puede hacer brillar cuando se le antoja. Claro que este don no debe ser nada extraordinario o exclusivo para mi persona, me veo entonces en la obligación de hacerle recordar algún otro pasaje de ese tiempo que llamamos pasado. Recuerda usted  El muchacho que la tomo de la mano en su terrible ciudad, el tipo de pueblo que observaba con ojos desorbitados los edificios? Recuerda cuando caminaba silbando como si estuviese sola, recuerda que era yo callado, que la abrace en el frío de la noche? Por favor dígame que recuerda la tarde en el parque, que recuerda el olor a hierba húmeda y mis pantalones manchados por el verde. Que recuerda que una vez pensó que podría ser que yo despertara un cierto sonido o juego en su interior Si necesi…
Me pierdo por las calles de la vida tratando de buscarte y de buscarme en esta selva de cemento, de poder tenerte siquiera en un recuerdo minino que te trajiera hasta mi, el café frió de cada noche, la constancia de una soledad que me quema y me pierde en el abismo oscuro de mi mente, allí donde todo es confusión y oscuridad en la hora ultima.
Leo cartas que jamas te envié por ese miedo idiota de creerme indefenso ante vos, repaso fotos de lugares que conquistamos juntos, esos que con tu simple presencia le dabas color a la monotonía diaria, y recuerdo todos los lugares que prometimos conocer y ya no podremos...
Se quedaron tus caricias incrustadas por todo mi cuerpo, y tu aroma de recién levantada por toda la casa, es que nos quedaron tantas palabras que decir!, que creo que ahora ya no tienen sentido, por que sera que este otoño tu recuerdo vino a mi? sera la lluvia? la noche?...
Imagen
Es este mundo que nos embriaga de rutina, que nos hace correr sin mirar las cosas que realmente interesan.
Nos marean entre horarios y trenes , y es el café de cada día que intenta ahogar la monotonía y la ciudad nos ahoga y nos pierde en esta selva de cemento donde nos matan por nada, y nos venden una felicidad a base de ella misma.
Descubrí que la felicidad habita en la sonrisa de un niño, que se puede ser feliz con poco, que es mas fácil enfrentar la tristeza  dándole una mano a alguien que realmente la necesita y ayudando a alguien a la que la vida no le dio una chance, descubrí también que no soy el único loco que cada vez somos mas, que podemos cambiar el mundo, que sea un poco mejor para mis hijos y para los tuyos...



"Tu puedes decir que soy un soñador, 
Pero no soy el único, 
Espero que algún día te nos unas, 
Y el mundo vivirá como uno solo..."


Imagen
No había nada mas cierto que ese rayo de luz que se traslucía por la ventana, ese mismo nos daba la constancia de que otro día comenzaba. Era maravilloso comenzar la jornada a tu lado con música olvidada por las radios locales y poco conocida para la gente común  el café negro de la mañana, y tu rabia cuando me veías con el diario en el brazo.
Había tanta magia al verte despertar por las mañanas, no había explicación científica que analizara el embrujo de esa mirada que me invitada a salir a conquistar la ciudad, perdernos en ella por un callejón sin nombre, conocer lugares mágicos y perdernos con historias de amor, leyendas y poder inventarles un final feliz.
 Era todo tan simple de tu mano!, que poco importaba lo que hoy me desvela y me preocupo mas de la cuenta por cosas sin sentido, hoy que ya no escribo cartas y que no escucho esas canciones por miedo a encontrarte en ellas, hoy mas que nunca  te necesito...