sábado, 27 de octubre de 2012



Ya no quedan  constelaciones que bajarte para que puedas comprender lo que mis palabras callan, y lo que mis miradas y caricias gritan.
Ya no quedan palabras para convencerte de que es posible cambiarlo todo, que no es tarde y que hay tiempo para cambiar la gris monotonía.
Mientras yo me pierda en mis libros, en historias tristes de amor, vos maldecirás las mañanas llenas de esa rutina que oxida y agrieta nuestras vidas.

15 comentarios:

  1. Excelente, me gusta muchísimo esta entrada... y gracias por leerme constantemente!!! saludote

    ResponderEliminar
  2. Bella y nostálgica tu entrada... deja que tus palabras griten al tiempo que tus miradas y caricias, verás que no es tarde.

    Un abrazo Enmanuel.


    ResponderEliminar
  3. Cuando no ven lo bueno y bello que se les ofrece, es mejor así, ya tendrá tiempo para arrepentirse...aunque tu sufras su ausencia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Precioso poema amigo: triste y con un toque de esperanza q nunca se debe perder! La rutina y su monotonía tienen solución, se trata de intentar hacer pequeñas cosas distintas y especiales a menudo.

    Leerte siempre es un bonito regalo :)

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  5. El silencio, la rutina... atrapan los sentimientos y los revuelcan.
    Hermoso post Emanuel,un placer leerte!
    Abrazos miles.

    ResponderEliminar
  6. Vencer la rutina es el camino para mejorar las relaciones, la monotonía desgasta hay que reinventarse siempre para salvar el amor.
    Bello texto. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¿Por qué siempre tendemos a darnos cuenta de las cosas a destiempo? Supongo que la vida es un aprendizaje constante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hermano, no soy erudito en nada, solo sé que el amor existe, incoloro, puro, insípido, somos nosotros los que debemos darle el brillo de arcoiris, el sabor de magia, la expectativa de qué pasará mañana?...Y si del otro lado no se comprende esta forma de amar, eso también debemos hacer, descubrir todos los días cómo saben los besos inesperados, tiernos.

    Un abrazo, buena semana.

    ResponderEliminar
  9. Si no es capaz de comprender, entonce es mejor la retirada

    Besos Emanuel

    ResponderEliminar
  10. Cambiar la rutina y las ausencias no hay otra
    Muy buena entrada
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me han gustado tus palabras. Enhorabuena

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  12. Hola , paso a decirte que el blog está cerrado por vacaciones. Regreso ya a España.
    Te dejo un beso de ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  13. A veces uno verdaderamente no sabe si es mejor leer sobre historias tristes de amor o vivirlas -y sufrirlas- en carne propia.
    Muy bello tu texto

    ResponderEliminar
  14. Esa rutina agobia, bloquea , desgasta, hay que producir cambios y alimentar el amor...
    Besos

    ResponderEliminar

colgados en la red

Soy lo que no ves e intuyes entre cada uno de mis versos. Una guitarra desafinada que todo el mundo escucha pero pocos pueden percibir. So...