miércoles, 8 de agosto de 2012


Hoy recordé tu mirada, esa que lograba que la cordillera de mi alma se derrumbara ante un simple parpadeo, me acorde de nuestras charlas eternas, de las caricias sin dueño ni autor, de las calles sin nombre, de aquella vieja utopía de algún día poder volar. Recordé al instante el calor de tu cintura, y la teoría heleocentrica de tu sonrisa que era el centro de todo mi universo. Soñábamos con cambiar este mundo, sin darnos cuenta que el nos cambio a nosotros sin darnos cuenta.
Hoy que Buenos Aires esta sumergida en esta tormenta de agosto, tu recuerdo vino a mi, cuando sin querer paso por esa esquina donde por primera vez te vi...




35 comentarios:

  1. Imágenes que quedan grabadas en la mente...y en el corazón!
    Un placer leerte, te dejo un fuerte abrazo, bonito miércoles.

    ResponderEliminar
  2. Hay recuerdos que valen la pena revivirlos en la memoria.

    Aquellas esquinas son inolvidables.

    Abrazos alados, Emanuel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay esquinas mágicas que tienen miles de historias como esta

      Eliminar
  3. Hola Emanuel, siento tus lágrimas muy cerquita de las mías.Gracias
    Bueno, esos recuerdos con nostalgia, deben de surgir porque no hay sol en Buenos Aires y nos hacen ser melancólicos. pero es bello recordar lo que un día amamos.
    Con ternura te dejo un beso
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lluvia lleva un sin fin de sensaciones que nos hace recordar, gracias por sentirlo junto a mi

      Eliminar
  4. La mescla de la nostalgia y ese
    amor se conjugan en estos versos..
    La imaginación que revolea en la mente
    y el deseo de querer.
    Hermosa entrada..
    Un beso.
    Claribel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claribel que hay mas nostálgico que un miércoles de lluvia en un agosto invernal en buenos aires?

      Eliminar
  5. las tormentas, las lluvias.. qué poderosas
    gracias por tus palabras en mi blog, te dejo el link para que escuches el recitado, que espero disfrutes.
    beso grande
    http://www.youtube.com/watch?v=JtrumTkgVS8

    ResponderEliminar
  6. Hola lindo Emanuel
    Estas tormentas de agosto te hacen recordar las tormentas de las pasiones, de las sensaciones vividas; cuantas esquinas inolvidables tiene nuestro Buenos Aires...
    Quiero agradecerte tus lindas palabras y comentarios en mi blog.
    Un beso grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hanna las tormentas tienen algo mágico y mas en agosto. abrazo gracias por tu visita

      Eliminar
  7. Como me gustó esto.. en serio, demasiado!! Las tormentas de aquí de San José también me hacen recordar y a veces hasta llorar.
    PD: gracias por leerme. Un saludo! Repito: me encantó esto!

    ResponderEliminar
  8. Las tormentas, nos hacen recordar, aquellas historias inacabadas.
    Me ha gustado mucho tu relato.

    un saludo

    fus

    ResponderEliminar
  9. Cuando algo nos duele...todo nos hace recordar...un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos muchas veces caen como la lluvia en la tormenta

      Eliminar
  10. AY... SI QUE ERES ROMÁNTICO EH?
    ESOS RECUERDOS SON ETERNOS, ES QUE FUE UN GRAN AMOR.
    BESOS Y ABRAZOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los elogios me has echo poner colorado ajaja

      Eliminar
  11. Las tormentas de agosto, tus nostalgias y tu romanticismo han generado esta preciosa entrada. Llego justo para disfrutarla. ¡Excelente! Te sigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida gracias por tu visita a este pequeño rincón. te sigo!

      Eliminar
  12. Hola Emmanuel,
    Eso de las tormentas nos aproxima a algunos seres cercanos en algun momento de nuestra vida.

    A mí por ejemplo todavía me aproximan a mi madre que está en México...pero cuando hay tormentas no soy la mujer que soy, sino la niña que fui!

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz gracias por compartir tu historia, mi abuela solía decir que la lluvia eran sueños que caían del cielo...

      Eliminar
  13. El poder de la mente, del recuerdo, al percibir un olor, al pasar por una calle, con una tormeta de agosto. Dulces palabras.Un placer amigo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Amiga a veces un simple aroma nos transporta a viejos tiempos... gracias

      Eliminar
  14. Todo lo que te haga sentir bien es espléndido.
    Hay otra gente que no vive ni de recuerdos.

    Buen finde.

    ResponderEliminar
  15. "La lluvia cae como una vieja canción de los Stones,
    como el ángel que empujaron de un avión.
    Y siempre es jueves en la Plaza de Mayo"
    Ismael Serrano. Buenos Aires 2001

    ¿Conoces esta canción de Ismael Serrano? Tu escrito me recordó está canción y la nostalgia de recorrer las calles de Buenos Aires... Gracias por tu comentario, nos vamos leyendo!

    ResponderEliminar
  16. Por cierto! Veo que coincidimos en lo de Ismael y además tb con la dulce Norah Jones!! Te recomiendo a Melody Margot, tiene un estilo muy parecido a Norah.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que hermoso tema de Ismael parece que uno lo viera, gracias por tu visita es un honor, gracias también por la recomendación voy a escucharla

      Eliminar
  17. La mente es poderosa y las emociones lo son aún mas, un simple aroma, al fondo una vieja canción, el pequeño detalle te hace traer esos gratos recuerdos al presente y lo vuelves a disfrutar, con cierta nostalgia pero al final, es parte importante de un pasado que te pertenece y por el cual viviste intensamente que es imposible desear olvidarlo.

    Emanuel, me gusta tu espacio, con tu permiso me quedo, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ame bienvenida muchas gracias por tus palabras te espero por aquí. abrazo

      Eliminar
  18. No sé como llegué aquí, pero me alegro infinito de haberlo hecho.
    Me han encantado esos recuerdos en tu preciosas letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

colgados en la red

Soy lo que no ves e intuyes entre cada uno de mis versos. Una guitarra desafinada que todo el mundo escucha pero pocos pueden percibir. So...