Sentí la necesidad de contarte de este viernes gris, que los pájaros se alejan de el cielo, de los paraguas de la calle. De contarte también del olorcito a tierra mojada, de esta humedad molesta tan molesta como nuestra soledad interna, esa que crece día a día. Que afuera se escucha un tango un tanto oxidado que hacen rimas con las gotas de la llovizna. que el servicio meteorológico anuncia un fin de semana de frió polar si no me miras...

Entradas populares de este blog