Aquella tarde

Aquella tarde la ciudad parecía estar dormida en los laureles de la soledad, aquella tarde ardia Bagdad y morían las esperanzas de verte volar, aquella tarde a un niño le arrancaron los sueños y las esperanzas, aquella tarde Jesús dormía en la barca

Aquella tarde el mundo se vestia de luto, aquella tarde algo nos arrancaron, y nosotros desde entonces ya no fuimos los

Aquella tarde tu adiós me dejo un gusto amargo en la boca, tus besos se quedaron incrustados en mis labios y tus caricias se quedaron marcadas a fuego por mi cuerpo, y aquellas promesas, aquellos lugares, aquellas charlas, ya nunca serian.

Hoy camino por ese lugar donde por ultima vez te vi, y aunque se que jamas volverás yo te espero en esa misma esquina para salir a volar, espero solo algún día poderte encontrar...

Entradas populares de este blog