lunes, 14 de enero de 2013



Miraba de refilon las hojas del escritorio, no podía hilar mas de tres palabras seguidas y por si esto fuese poco su mundo era un caos. Buenos Aires lo recibía con una tormenta de verano, esas de los días domingos que lo dejan a uno con mas dudas que certezas,esas que hacen dudar  hasta de la verdad mas absoluta, al fin y al cabo que era la verdad?, quien dice que es mentira y verdad?, lo único verdadero era la luz del baño y la sala a media sombra, un tango oxidado de fondo, y en su escritorio una carta sin  destinatario con palabras que jamas se animo a decir por ese miedo idiota que lo paralizaba. Y en esa carta decía que se había cansado de dar vueltas por ciudades,por calles sin nombres, por esquinas llenas de historias de amor, que se había cansado de su ausencia, de andar con la mirada perdida buscándola por cualquier lugar, imaginándola perdida entre la gente.
Soltó una lagrima cobarde que se paseo por su rostro, afuera llovía como la primera vez, tomo de nuevo la pluma y siguió escribiendo tratando de esconder su pena, soñando que quizás algún día la encuentre perdida en medio de tanta gente...

15 comentarios:

  1. Si no la encuentra perdida entre tanta gente, por lo menos que la encuentre en sus sueños, en sus letras

    Besos Emanuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo fe que la encontrara en alguna calle perdida de Buenos Aires, quien sabe?

      Eliminar
  2. Allí estaba, no tan lejos de mi mirada, tal vez a la vuelta de la esquina.
    En la búsqueda interna, en las ganas me cegaba
    Sentía la piel, rozaba mis ansias
    Era tan solo sentir y soñarla.
    Los pasos de la gente hacían que ella se aleje
    y solo caminaba entre la gente, quería encontrarla..
    Pero ella allí estaba, sentada y esperando
    Tal vez un ciego pasando... no tan lejos de su mirada
    Creía sonarla, sentia tocarla
    Los pasos se alejan, quizás pueda encontrarla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias fer por tu visita, escribis muy bien aunque vos no lo creas

      Eliminar
  3. Y yo espero seguir encontrándote en estas letras este 2013. Un abrazo¡¡

    ResponderEliminar
  4. Y si la encuentra que se reconozca
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Un relato precioso Emanuel. Me ha parecido una prosa poética, pues tiene unas frases maravillosas como por ejemplo esta: "un tango oxidado de fondo, y en su escritorio una carta sin destinatario"... "Soltó una lagrima cobarde que se paseo por su rostro".
    Por lo menos eso es mi parecer. Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. TE LEO DESDE HACE 12 AÑOS Y ESTA ES UNA DE LAS MEJORES COSAS QUE ESCRIBISTE.
    TE FELICITO,VAS MEJORANDO,DISTE UN GIRO DE 360°...BUENISIMA ENTRADA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. uff gracias por estar, por leer y ser parte de mis historias. te amo

      Eliminar
  7. Gracias Emanuel por pasar por mi casa, no se descarga tu página porque mi Módem es muy lento.
    Mil besos para ti
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por tu visita. :)

    Quiero decirte que este es uno de los posts más bonitos que he leído últimamente. Espero que todo te vaya bien, y que sigas escribiendo cosas tan bonitas como esta :)

    Un fuerte abrazo, amigo!

    ResponderEliminar
  9. Me encantó Emanuel, escribís muy lindo !! Besos

    ResponderEliminar

colgados en la red

Soy lo que no ves e intuyes entre cada uno de mis versos. Una guitarra desafinada que todo el mundo escucha pero pocos pueden percibir. So...