Aprendí que la vida  siempre te da una nueva oportunidad, que se puede ser feliz con muy poco y que aun teniéndolo todo se puede ser infeliz.
Aprendí el valor de una mirada, esas que dicen mas que mil palabras, y que a veces un simple abrazo solamente es necesario.
Aprendí que se puede estar solo aun estando rodeado de mucha gente, que a veces es necesario perderse para luego encontrarse a si mismo. Que se pueden alcanzar los sueños por mas que sean lejanos y casi imposibles.
Aprendí que puedo perderme en sus risas, que nada esta perdido por que los tengo conmigo y que el futuro esta a la vuelta de la esquina...

Entradas populares de este blog