Descubrí la magia de verte despertar por las mañanas, de compartir desayunos llenos de risa y ansias de conquistar nuestro futuro.
También descubrí que puedo perderme en tus ojos y puedo volar por lugares que nunca pensamos llegar. Que todo esta bien si te tengo conmigo


Entradas populares de este blog