miércoles, 6 de julio de 2011

Con tan solo una mirada dijimos mucho mas que mil palabras, el tiempo se paro ya nada existia alrededor, eramos solamente vos y yo.
Sus ojos aun resplandecían como aquella vez, y el latir de nuestros pechos se hacia mas fuerte, es increíble como a pesar del tiempo el amor esta a la vuelta de la esquina jugando a las escondidas...

Amaba alejarse de todo aun de el mismo a veces, por eso siempre prefería la olvidada cafetería de aquella ciudad, en compañía de su libro, ...