miércoles, 6 de julio de 2011

Después de mucha pérdida

del tiempo y el espacio

llegué a entender que yo

no estoy en ese brillo

que reflejan tus ojos en el vidrio

que tus lagrimas nunca tendrán mi perfume

Que yo y vos

somos dos mudos diferentes

nosotros no existe

yo soy yo, lejos tuyo

y vos otra cosa diferente

ni besos, ni veneno mío

ni espectro sanador de nada

Y por eso estos nuestros títulos

no podrán cambiar en esta

o en otra vida

no hay lazos ni hilos dorados que nos aten

que nos conviertan por fin

en uno solo

y aquello que mi mente dibujaba

las tardes de frío en el aire no es nada

no existe

somos como soles alejados

como imanes impares que se repelen

soberbios, egoístas

No es culpa de nadie

esto no es un problema

ni una herida cortante

dolerá un poco y como un dolor de muela

pero toda pasará, como pasa el tiempo

y las hojas caen en otoño

para volver en primavera

Y en el espejo por fin dejara de hacer daño

esa imagen triste que soy yo

sin vos, sin ser nosotros

porque era una complicación catastrófica

porque nosotros no entraba en nuestras vidas

porque nosotros no existe