viernes, 27 de abril de 2012

Hoy esperaba verte, quería dibujar círculos en tu espalda, mirarte a los ojos y decirte mi verdad sin decir una palabra. Quería tomarte entre mis brazos y sentir el calor de tu cuerpo, el olor a tu sexo húmedo hambriento de mis besos, tu pasión desbocada como un potrillo y mis manos llevándote a la gloria. Hoy soñaba con verte y dejar salir el sol en Buenos Aires, que termine el frió y que con tu calor me derritas. Hoy quise raptarte por un segundo de nuestras vidas, que fueras mía por un instante y jugarle a la rutina una mala pasada, pero un mensaje me devolvió a mi triste realidad, "se me complica quizás sea mañana"