martes, 7 de febrero de 2012

Quisiera darte mil razones para seguir y sacarte de ese infierno en el que estas sumergida, te diría que el mundo sin ti ya no seria mundo, que miles de hombres morirán peleando por un pedazo de su tierra, que el cielo de mi alma ya no brillara sin tu mirada, que Buenos Aires ya no sera igual sin vos, sin el secreto de sus esquinas y cafés, que mi vida dejara de tener sentido, que quedaran marcadas tus caricias en mi y tus besos serán solo un recuerdo de algo que pudo y jamas fue, te diría millones de razones por ser y no ser, solo dame tus manos cansadas mírame a los ojos y deja entrar el sol de la mañana. Ahí vas a tener una razón para seguir