martes, 29 de mayo de 2012

Era una tarde gris en pleno Buenos Aires, el sol jugaba a las escondidas, como mi felicidad, y yo buscándote en medio de un mundo de gente, tratando de recordar algo de vos, que me acerque, algún recuerdo que me devuelva tu presencia, solo quedo esa esquina en donde te prometí que cambiaríamos el mundo y te ofrecí el de escaparnos lejos donde nadie nos conociera, despertar con cielos nuevos y otros paisajes, seguido del beso primero que te robe. Hoy paso por esa esquina , me sonrió al recordarte, y te veo en la cara de una mujer que en esa esquina angustiada lloraba desconsoladamente, mientras que Buenos Aires se llena de muerte, de olvido, hoy como otros dias salí a buscarte y lo mas triste de todo es que cada día te olvido un poco mas y no se si te invento o te recuerdo