miércoles, 9 de mayo de 2012

Recuerdo los días de lluvia en donde caminamos como dos niños en pleno Buenos Aires, el cielo parecía que se caía a pedazos, y yo le pedía a dios en eso momento que el tiempo se párese. San Telmo estaba gris, la gente corría a refugiarse de la lluvia , mientras que nosotros sorprendidos por ella nos reíamos en plena calle, sin pensar que ya no habría lluvias, ni San Telmo, ni nosotros. Hoy me levante y al ver la lluvia por mi ventanal no hice mas que recordarte y recordarme de esos días, te sentí cerca nuevamente, te imagine sola entre la gente desprotegida sin mis besos y abrazos. te busque en un rinconcito de mi alma y aunque ya no me acuerde de tu cara, aunque todo tenga gusto a nada, encontré tu ultimo beso y el no me olvides antes de partir, y como dice esa vieja canción hoy llueve, hoy duele.