Te busque entre libros viejos un tanto olvidados, en un tango gris con la garganta irritada, por los callejones sin salida, por todas las esquinas aunque fue en vano.
Busque también en la mirada noble de un pequeño niño, en los versos de Neruda, en el mate de la tarde en este invierno que quiere colonizar este Septiembre que recién comienza.
Te busque en la noche oscura donde todo es confusión y angustia, te busque en algún recuerdo del ayer, para que me cuente el por que de este presente.
Te busque tantas veces y en tantos lados, que sin querer te encontré una tarde de un abril que comenzaba con la mirada triste cuando la tarde agonizaba.

Entradas populares de este blog