lunes, 16 de julio de 2012

Hace poco descubrí que todo tiene un fin, que es inevitable que como el amor y la pasión, se extinguen las miradas cómplices y las eternas risas.
Trate de convencerme de que no era cierto, trate de sobornarme a mi mismo la idea de tenerte para mi, pero me di cuenta que no puedo retenerte, que jamas aprendí a hacerlo y por lo tanto seria inútil.
Ya nuestros besos tenían fecha de vencimiento y las caricias forzadas, la falta de cariño eran como estacas que se incrustaban en el alma, y todos los lugares donde nos amamos, y las esquinas de Buenos Aires que nos vio reír se teñían de muerte y tristeza, se quedaban sin ti.
Tendré que hacerme la idea de soltarte?, de hacer de cuenta que ya no me importas?, me quedaron tantas cosas por decirte, pero creo al fin que no es tiempo, ya que nada cambiaría esta situación. Tendré que soltarte de una vez y dejar que te pierdas en esta ciudad, dejarte con tu libertad y que vueles por el cielo sin nada que te ate.
Yo tratare de olvidarte perdido en este bar que me vio crecer, tratare de ahogar tu pena con alcohol, borrare tu cara, te inventare algún otro nombre y tratare de sobrevivir en esta ciudad donde nos juramos amar, y donde hoy solo queda soledad...

12 comentarios:

  1. Hola Emanuel, No sé si es personal o inventada la prosa. Pero las situaciones de soledad son necesarias para que sepamos ver los positivo de las cosas. Lo único es que muchas veces nos producen dolor en el alma y eso es muy difícil de cicatrizar... Pero, aún así, si una puerta se cierra cien se abren... Todo es cuestión de aprendizaje, no hay nadie en este mundo que no pases momentos similares. Es ley de vida y cada uno en función de su propia personalidad debe actuar. No es cuestión de consejos. Más bien de escucharse uno mismo hacia dentro y sacar de golpe esas cosas que nos queman... Ya verás como todo cambia. Sólo hay que darse tiempo y buscarse su ph de equilibrio.
    Gracias por tus visitas a mi blog. A veces no tengo tiempo de pasar por todos... Pero que sepas que siempre estoy ahí.

    Un abrazo desde Galicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus consejos, y tus visitas a este humilde rincón. abrazo

      Eliminar
  2. Hola Emanuel, el amor parece que se nos escapa, no hay que retenerlo a la fuerza, sino no hay un verdadero amor, ya sé que esto duele, pero la libertad hay que darla sin medida para que exista un verdadero amor y no sea dependiente.
    Gracias por tu visita, me he alegrado de verte.
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sor Cecilia que bueno saber que esta por acá, gracias por su visita realmente me hace muy bien pasarme por su blog es increíble!

      Eliminar
  3. Hola Emanuel
    Escribis con nostalgia este texto, y si es amor que se va, quizá sea mejor dejarlo libre, se que es mejor así.
    Espero seas feliz!! un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hanna por tus palabras es un privilegio que sientas a través de mis palabras, misión cumplida. abrazo

      Eliminar
  4. El amor tiene que ser totalmente libre, si lo retienes a la fuerza nunca sabrás si te quiere de verdad, y si es así tarde o temprano volverá, sino otro amor llegará.

    Abrazos alados, Emanuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón en tus palabras el verdadero amor es libre, se libera, todo lo aguanta dice un libro.

      Eliminar
  5. Hola Emanuel, logré acceder a tu lista de seguidores.
    Bella forma de escribir, libre y expresiva. Quedan estampados muchísimos sentimientos en tu post, un placer leerte.
    Abrazos, bonita noche.
    PD:mil gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  6. hola Emanuel
    Que lindo escribis. Es triste que hables del amor que no puede ser, pero si es así dejalo libre, seguramente vuelva o dejará lugar para un nuevo camino...
    Mostras tanto sentimiento que no te va a faltar el amor!!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Hanna es así a veces el amor juega a las escondidas con nosotros.

      Eliminar

colgados en la red

Soy lo que no ves e intuyes entre cada uno de mis versos. Una guitarra desafinada que todo el mundo escucha pero pocos pueden percibir. So...